Zozobra en Perú: Diferencia entre Castillo y Fujimori es de 0.4% con 98.5% de actas

Un cierre de infarto que requerirá un conteo manual posterior para confirmar a quien será el presidente de Perú y donde cada voto será fundamental.

Una cierre de infarto, quizás imprevisto, pone a Pedro Castillo con un 50.193% frente a un 49.807% de Keiko Fujimori en el último reporte dado por ONPE (entidad electoral oficial de Perú) a la 2:25 pm de este 9 de junio de 2021 (hora peruana). El dato se da con casi un 98.5% de mesas contabilizadas.

En un corte anterior con 96.4% de mesas escrutadas la diferencia era mayor para Castillo, quien sumaba un 52.28%, frente a un 47.72% de Fujimori. Con un faltante de cerca de 1-5% de mesas para terminar el conteo registrado, cualquier cosa pueda pasar.

La diferencia se ha venido reduciendo en los últimos cortes conforme se acerca al 100% de mesas contabilizadas, además hay un 99.8% de mesas procesadas, pero no contadas.

No obstante, ante la estrecha diferencia entre ambos candidatos lo cierto es que Perú tendrá que realizar conteo manual de los votos para darle mayor legitimidad al resultado final.

A pesar de que la primera vuelta en Perú representó una elección muy fraccionada entre al menos 7 candidatos con posibilidades de lograr el primero o segundo lugar, en la segunda ronda se dio una votación importante de más de 18.542.799 ciudadanos, lo que representa (con 98% de mesas contadas) un 75% del padrón total. Ese porcentaje podría un poco más hasta cerca de 77 o 78%, lo que implicaría un abstencionismo del 23% aproximadamente.

La situación se complica más por que la encuestadora Ipsos Perú realizó una encuesta de boca de urna que daba el gane a Fujimori por un 52% frente a un 48% de Castillo. Sin embargo, como se sabe, estos sondeos tienen un margen de error que puede rondar el 3%.

Se estima también que en las zonas rurales el comunista Pedro Castillo habría obtenido un apoyo cercano al 80%, mientras que en la capital y zonas urbanas el apoyo fue mayor para su contrincante, pero en menor proporción.

Candidatos

Fujimori, casada y con dos hijas, puede acabar siendo la primera presidenta de Perú, meta para la que ha trabajado 15 años desde que asumió la tarea de reconstruir casi desde las cenizas el movimiento político derechista fundado por su padre en 1990.

LLuvias vuelven y anegan Caribe sur desde anoche ◘ Imágenes y video

Presidencia: Solo faltan ‘unas correcciones técnicas’ y Ley de empleo público será realidad

Sala IV admite ‘objeción de conciencia’ y genera controversia

Deporte olímpico: ¡Estamos muy cerca, no volvamos a alejarnos! ◘ Voz propia

Pero perder el balotaje no solo le implicaría su tercera derrota en las urnas, sino que tendrá que ir a juicio con riesgo de terminar en la cárcel.

Fujimori está bajo la lupa de la fiscalía por el caso de los aportes ilegales del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, un escándalo que salpicó además a cuatro expresidentes peruanos. Ya estuvo 16 meses en prisión preventiva por esta causa.

En la otra mano está Castillo, que salió del anonimato hace cuatro años al liderar una huelga de maestros y que, de vencer, sería el primer mandatario peruano sin lazos con las élites política, económica y cultural.

Castillo “sería el primer presidente pobre del Perú”, definió el analista Hugo Otero a la AFP.

Con información del medio aliado Pulsocr.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *