Ya sabemos de dónde vienen las mentiras (Opinión)

El que quiera seguir odiando e inventando mentiras puede hacerlo, cada quien sabrá con su conciencia si quiere seguirlas, pero ya sabemos de dónde vienes las mentiras que quieren adueñarse de nuestro país.

OPINIÓN. El que quiera seguir odiando e inventando mentiras puede hacerlo, cada quien sabrá con su conciencia si quiere seguirlas, pero ya sabemos de dónde vienen las mentiras que quieren adueñarse de nuestro país.

No hay quite que valga. Las pruebas ya son abrumadoras y contundentes, a pesar de lo que digan quienes prefieren destruir un hermoso país que tenemos que defender.

Ayer Cambronero reveló que el diputado Prendas y su hermano (mano derecha de Fabricio Alvarado del nuevo partido Nueva República) están detrás de una web que ha reproducido mentiras, como que el IVA subiría a 16%.

Poco antes fue divulgado un audio donde uno de los líderes del Medse, disque en broma, habla de cobrarle a Albino Vargas, jerarca de la ANEP, un dinero por su trabajo por convocar bloqueos.

Días atrás una educadora, hoy cesada y bajo investigación del Ministerio de Seguridad Pública y del Ministerio de Educación, vociferaba que había que sacar al presidente “a punta de balazos”; lo decía en un grupo creado para las huelgas que han venido activando los sindicatos de la educación. Ella alaba en sus audios al señor Albino Vargas.

Varias páginas en Facebook que se dicen “cristianas” reproducen imágenes (memes) y otras expresiones basadas en mentiras. Hay una página -Radio y Televisión RN- en particular que todos los días, cerca de las 7 pm, hace una apología del odio en video streaming. Ahora dicen que son ateos y tienen en su composición gente LGTBi y de procedencias diversas; el descaro no tiene límites.

Muchos sabemos que nos llegan memes también a los grupos desde fuentes sindicales. Cada uno sabe eso en su conciencia.

Y todos sabemos cuando nos dicen mentiras. Algunos saben porque conocen de los temas, otros lo presienten e incluso están los que lo sienten, pero lo ignoran. Pero ya no podemos seguir evadiendo esa realidad: no podemos seguir haciendo un país con base en las mentiras.

CULTURA POLÍTICA / OPINIÓN
Costa Rica, un país que vive en la mentira (lo más leído)

Tenemos que defender la razón

No le temamos al debate sano y al conocimiento

En conclusión: ¡Ya sabemos de dónde vienen las mentiras! Y ahora ya no podemos seguir evadiéndolo si somos honestos y dignos de nosotros mismos y de nuestro país. ¿Vamos a permitir que nos conviertan en odio y falsedad?

Y ya no podemos seguir sosteniendo esta falsa realidad que nos ha llevado a enfrentarnos, porque somos hermanos, familiares y amigos que siempre hemos estado en paz y ahora una invasión de falsedades nos están dividiendo hasta la despreciable violencia.

Ya sabemos de dónde vienen las malas intenciones. Tenemos que anteponer el amor y la decencia, y evadir la maldad que unos pocos han traído a nuestras vidas y a nuestro país por sus mezquinos intereses.

Seamos críticos del Gobierno, del Estado y de los poderes de la República, de los corruptos y de los ladrones de nuestro trabajo; pero no caigamos en la mentira para juzgar fácilmente, no seamos manipulados por unos y otros. La verdad, los hechos y la razón deben prevalecer, no el odio ni la mentira.

Imagen para efectos ilustrativos.

Las opiniones o comentarios vertidos en esta sección corresponden al pensamiento del autor y es su responsabilidad lo dicho en su artículo. No necesariamente corresponde a la línea editorial de este medio de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *