Usuarios de feria virtual del libro se quejan de dificultad para comprar

El sistema es nuevo, poco amigable y no tiene pasarela de pagos, sino un sistema confuso que necesita tiempo para ser entendido.

Varios amantes de los libros han manifestado a este medio que comprar en la plataforma virtual de la Feria del Libro virtual no es un asunto fácil como era de esperarse.

El primer problema se da porque el sistema obliga al visitante a inscribirse de entrada, si desea visualizar los catálogos o entrar a una tienda. “Es lógico que uno se registre en una pasarela de pagos cuando va a comprar, después de apreciar el producto y tomar la decisión, no al contrario”, nos comentó un posible cliente que dijo no haber pasado de ese paso.

Una página web comercial o e-commerce utiliza un sistema con el que todas las personas están familiarizadas, con un carrito de compras donde el cliente compra con su tarjeta o cuenta de algún Fintech (Pay pal y otros), con un recibo al correo electrónico como comprobate y el envío a domicilio.

En segundo lugar, sin embargo, en el sitio www.filcr.com, el cliente debe registrarse, pero además luego enviar un comunicado al vendedor y esperar alguna respuesta. “Entonces uno se desliga de la web y se queda esperando alguna comunicación, pero ya luego pierde interés, porque no hubo una retroalimentación inmediata mediante el chat u otro medio”, planteó una usuaria de apellido López.

Lo primero en anotar es que no hay nada visible que ofrezca instrucciones al visitante, como una pantalla emergente de primer ingreso. Entonces el eventual cliente ingresa a ciegas, tratando de reconocer primero cómo funciona el asunto.

“Tenía el interés de adquirir cerca de 8 libros y tuve la paciencia de ingresar a la web, registrarme y enviar mis muestras de interés por varios libros, tanto a la Editorial de la UCR como a la de la UNED, pero en una de ellas nunca me respondieron la intención de compra que envié y en la otra me respondieron días después, pero no sabían qué libros quería yo. Al parecer el programa no les permite saber cuáles libros son los que le interesan a uno”, expresó el dermatólogo Abel Víquez a Culturacr.net.

Pero eso no es todo: parece que el tiempo de respuesta es largo y la atención no es la mejor. “Les envié un listado por e-mail con los libros de mi interés y aún hoy no contestaron”, agregó Víquez.

SONDEO:

¿Considera usted que los diálogos intersectoriales lograrán soluciones viables y exitosas para las regiones y el país en general?
  • Add your answer

En consecuencia el sistema no es favorable para vender de inmediato y no implica una venta inmediata, sino que debe rastrearse y confiar que el lector tenga la paciencia de esperar y atender, cuando le sea posible, su compra.

Lo tercero es que diseñaron 7 pabellones con los nombres de las provincias, pero aunque el usuario cree que son negocios de las provincias al entrar, pronto se da cuenta que no hay ninguna relación entre los expositores y la provincia a la que pertenece.

Los espacios feriales son otro enigma, en cuarto lugar, porque -según los usuarios que manifestaron su molestia- no se sabe dónde ingresar o cómo es el sistema para buscar los libros y adquirirlos. “Me pasó que con la EUNED me encontré una web directa para comprar sin problemas, aunque en la feria no estaba el enlace, solo un banner indicando la dirección web”, expresó Víquez.

En efecto, como sucede con varias editoriales y librerías grandes, ya muchos expositores tienen sus páginas propias desde donde siempre venden los libros, con su propia pasarela de pagos y sistema de envío a domicilio, como corresponde.

Finalmente, los usuarios agregaron que el acceso por teléfono web es aún más complicado y poco amigable. “No me extrañaría que muchos desistan de entrada”, expresó López.

“Como veo el asunto, la web de la feria es un espacio promocional donde se hacen visibles los editores y libreros, pero no un espacio para la compra de los libros”, agregó otro cliente que avanzó en el proceso pero no alcanzó comprar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *