Una idea (controversial) para salvar más vidas de Covid-19

Se trata de una crisis humanitaria y como en toda crisis de ese tipo se requieren acciones humanitarias, que pasen por encima de intereses económicos y políticos.

Geovanny “Debrús” Jiménez. OPINIÓN. Nicaragua informa que ya no tienen camas de cuidados intensivos (UCI) para pacientes Covid-19. Todos los días sacan fallecidos de los hospitales. En Costa Rica ayer se informaba que hay 51 camas UCI disponibles -sin uso en este momento- con sus equipos como plan de contingencia. Eso atendiendo con holgura los otros casos en que las UCI se necesitan.

Es evidente la diferencia entre las medidas que asumió este país y son exitosas contra las que NO tomó Nicaragua y que en este país algunos irresponsables que no valoran la vida humana pelean por no aplicar. Sí, nuestro país es grande porque aún en nuestro país la sensatez, el humanismo y las mejores personas están al frente. Pudo ser diferente.

Pero además, me pregunto -y sé que algunos me acribillarán por esto-: ¿por qué no elaborar un plan de solidaridad con Nicaragua para traer pacientes que requieren UCI y salvar más vidas? Podemos, como país y como sociedad, SALVAR MÁS VIDAS.

Entiendo que hay cosas en contra, empezando por el detestable gobierno de Ortega y Murillo, que los costos aumentan por transporte y manejo de pacientes contagiados, y que los nicaragüenses pobres no podrán -ni su Gobierno querrá- cubrir esos gastos. Pero, ¿y qué tal la solidaridad de las empresas nicaragüenses o que comparten negocios entre ambos países que puedan apoyar? Imagino que, además, los especialistas tendrán otras razones en contra que desconozco.

Y también sé que los xenofóbicos y racistas, así como los egoístas y los charlatanes pegarán el grito al cielo, y lo primero que dirán es por qué el Seguro Social (pagado por los trabajadores) tiene que financiar esa solidaridad. ¿Por qué usar recursos de los ticos para atender extranjeros? Es la lógica del xenofóbico que no entiende de solidaridad. Pero, ¿debemos considerar seriamente a esas personas con odio en el corazón hacia otros seres humanos?

También pensé que una objeción sería qué pasa en caso de que en Costa Rica aumente el contagio y tengamos que usar esas camas. Esa, quizás, sería la gran pregunta del tema, pero especulo que un plan como el que propongo tomaría medidas de contingencia para evitar que siempre haya camas disponibles y, en caso de contagio comunitario o aumento de casos, que siempre esté disponible la ruptura de un eventual convenio de cooperación.

Todos tenemos que claro que, finalmente, el bienestar de nuestros vecinos es también nuestro bienestar. Si ellos no tienen que robar no lo harán en nuestra casa, si ellos tienen salud no nos contagiarán, si ellos tienen limpieza no habrá criaderos de dengue, si ellos están felices nos tratarán bien; si ellos aprenden lo bueno de nosotros y lo hacen, ya luego no tendremos que ayudarles.

En un post de Facebook planteé esta idea para medir las objeciones y, excluyendo las xenofóbicas, me parece claro que la viabilidad de una propuesta como esta depende de muchos factores que solamente especialistas de varias disciplinas podrán considerar y analizar.

Se habla de cómo realizar el transporte, de acercar los equipos a algún lugar cercano a la frontera, de una misión de la OMS en un cordón fronterizo, de la disponibilidad de recursos, de la elección de las personas a ayudar (como si fuéramos nosotros y no el SARS-Cov-2 quien lo hace), entre otros peros. En el fondo, las objeciones corresponden más a razones económicas y de recursos.

No obstante, también se ponen razones políticas: el hecho de levantar una nueva ola de xenofobia entre la población y poner en riesgo lo conseguido hasta el momento.

En todo caso aquí les dejo esta idea de solidaridad, esta idea que nos hará más grandes como seres humanos y como país. Se trata de una crisis humanitaria y como en toda crisis de ese tipo se requieren acciones humanitarias, que pasen por encima de intereses económicos y políticos.

Tal vez alguien sepa cómo lograr algo así de manera más viable y que podamos encontrar los mecanismos adecuados. “Todo es puerta, basta la leve presión de un pensamiento”, escribió Octavio Paz.

1 thought on “Una idea (controversial) para salvar más vidas de Covid-19

  1. Por favor, con todo respeto, que idea tan descabellada, no sería justo salvar vidas de extranjeros a cambio de vidas nacionales, mejor sientese, concentrese y piense en una idea que favorezca a Nicaragua pero sin perjudicar de esa forma a Costa Rica.
    Por ejemplo: sería mejor que Costa Rica ofrezca los planos y asesoría de la fabricación de los respiradores desarrollados por el TEC y la UCR, así como también los adelantos de los tratamientos contra el covid que se llevan a cabo en el Instituto Clodomiro Picado y en la UCR.
    Otra opción es buscar VOLUMTARIOS médicos que deseen viajar a ese país para colaborar.
    Pero conociendo a ese régimen no me extrañaría para nada que rechaze la ayuda costarricense.
    https://www.google.com/amp/s/www.teletica.com/amp/190907_nicaragua-rechazo-ayuda-de-bomberos-ticos-para-atender-gigantesco-incendio-forestal-en-reserva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *