Una espía soviética y la pasión de un escritor uruguayo

De tanto ahondar en la vida de María Luisa de las Heras, como se conoció en Uruguay, Villarino terminó por escribir un libro.

La española África de las Heras tuvo muchos nombres y tal vez muchos enamorados, alguno de ellos sin haberlos conocido, como el escritor uruguayo Raúl Vallarino, un estudioso de la vida de la legendaria espía soviética.

Vallarino, quien participa en el IV Foro Rusia-Iberoamérica, con sede en esta ciudad, contó a Sputnik todo lo que ha hecho y hace con el objetivo de que el mundo conozca más sobre la famosa agente, involucrada en uno de los atentados a León Trotski, en México, y en la introducción de espías de la KGB en América Latina.

De tanto ahondar en la vida de María Luisa de las Heras, como se conoció en Uruguay, Villarino terminó por escribir un libro en 2007, con el título Mi nombre clave Patria, al cual sobrevino una segunda edición: Mi nombre es Patria.

«En esos años posteriores a la II Guerra Mundial, Uruguay era la Suiza de América y era el lugar ideal porque era un país que había sido neutral durante la guerra. Y hasta allí, poco tiempo antes, en 1948, había llegado la CIA, recientemente formada [antes habían otros grupos de inteligencia con otros nombres en Estados Unidos]», recuerda el escritor.

el escritor uruguayo Raúl Vallarino visita la tumba de la española África de las Heras
© FOTO : RAÚL VALLARINO. El escritor uruguayo Raúl Vallarino visita la tumba de la española África de las Heras

Un año después de creada la CIA, «se instaló en Uruguay y lo que nadie sabía era que el KGB estaba instalado a través de esta mujer [María Luisa de las Heras] en América, principalmente y puntualmente en Uruguay», rememora.

LITERATURA
Coautor de libro sobre ticos en la NASA:
«Costa Rica pronto tendrá su propia
agencia espacial

«Mis libros y el documental que preparamos Serguéi Brilev y yo, reflejan la historia de una mujer que fue dirigida por los servicios de inteligencia soviéticos, que tuvo la orden de Stalin de infiltrarse en la secretaría de León Trotski, en México, y ella lo hizo», dice.

Según Vallarino, «ella fue la que preparó el primer plano para el primer atentado fallido contra Trotski».

Antes «fue paracaidista, radio operadora y en la II Guerra Mundial trabajó detrás de las líneas alemanas. Esta vez sí con los aliados, con Estados Unidos y todos, trabajando por el bien común de derrotar al nazismo», cuenta.

«Esa mujer vivió en Uruguay y ahí fue donde yo comencé la investigación para el libro, y ahora con Serguéi Brilev y su canal de televisión, vamos a estar preparando ya en los próximos días la primera parte del documental que narra la vida de esta mujer que entregó su vida a la Unión Soviética«, destaca.

Vallarino insiste en que África de las Heras, nacida en España, «siempre decía y lo dijo hasta morir ‘Mi Patria es la Unión Soviética‘ a pesar de que ella era española, demostrando que estaba entregada en cuerpo y alma a una ideología«.

Por otra parte, adelantó que «también estamos trabajando en una película de ficción pero para más adelante. Lo primero es el documental».

El edifcio en Moscú donde anteriormente se encontraba la KGB
La increíble historia de Glenn Souther, el agente estadounidense de la KGB

El escritor, que admite haber estado enamorado del proyecto desde siempre, manifestó sentirse muy halagado por haber podido visitar la tumba de ella, algo que le pareció maravilloso.

«Estuve muchos años investigando sobre su vida, pero una de las emociones más fuertes fue haber ido a su tumba, donde el servicio de inteligencia ruso le ha dedicado un monolito gigantesco con el rostro de ella, su nombre en ruso pero con la particularidad de que en un costado, en letras grandes, está su nombre clave, Patria, en español», finalizó.

El IV Foro Internacional «Rusia e Iberoamérica en el mundo globalizante: historia y perspectivas», se desarrollará hasta el 3 de octubre en esta ciudad, con el patrocinio de la Universidad Estatal de San Petersburgo en coordinación con el Instituto de América Latina de la ACR, el Instituto Bering-Bellingshausen para las dos Américas, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, la Fundación Egor Gaidar y el Banco Santander, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook