Un FARO que alumbra tonterías ◘ Voz propia

Revisé 4 preguntas que reclamaron y, como educador con 20 años de experiencia, sentí decepción.

Para hablar de educación hay que saber de educación, al menos un poco.

Hay una pléyade que se dedica a criticar cualquier evaluación que haga el Ministerio de Educación Pública y de las formas más rebuscadas que existen.

Para estas personas cualquier cosa que diga un texto, entre comillas y extraído de varias fuentes, es algo que el MEP (y su grupo de “ideologizadores contratados por los progres”) quiere transmitir a los estudiantes para adoctrinarlos.

Posiblemente estos grupos saben mucho de adoctrinar, ciertamente, pero aplicarlo a ejemplos que se usan en la educación resulta siendo bastante absurdo.

Pero lo más curioso se dio en las últimas pruebas FARO de secundaria, cuando un texto hace una caracterización generalizante entre los hombres y las mujeres. El extracto, que no todo el texto (evidentemente está descontextualizado por ser solo una parte), es usado como ejemplo para obtener una idea central.

Las pruebas tienen diferentes textos que opinan diferentes cosas, pero algunas personas rebuscan para joder, eso ya lo sabemos. El punto es que ahora no fueron los religiosos quienes se quejaron de adoctrinamiento en “ideología de género”, sino lo contrario: mujeres que se sintieron ofendidas por ser caracterizadas de cierta manera como “coléricas” y otras ‘lindezas’.

CURSO ESCRITURA LITERARIA COSTA RICA

Entonces el INAMU se manifestó interpretando, por primera vez de manera no dogmática, que se trata de eso: de textos descontextualizados que sirven como ejemplo para un ejercicio que resulta ser lo importante en la prueba, indistintamente de lo que se diga en el texto. Por supuesto, quienes reclaman estas cosas no saben de educación, no saben de evaluación y claramente no les importa aprender.

Hasta un medio anti gobierno que miente constantemente y fustiga con tonterías como la Extra salió a decir que el INAMU dejó de cumplir su función para defender al MEP. Como diría una doña por ahí: “Jate vos”. El medio más misógino, machista, violento y agresor que conocemos ahora le interesa que el INAMU cumpla su función. Claro, al medio solo le interesa joder al Gobierno y eso es claro, no hay razonamientos ni hechos que valgan en esa cueva.

El tema es que en Costa Rica estamos haciendo mucha alharaca de ignorancia y esa ignorancia está trascendiendo, incluso convirtiéndose en tema del día. Revisé 4 preguntas que reclamaron y, como educador con 20 años de experiencia, sentí decepción. No podemos seguir dándole voz a idiotas, aunque esos escandalillos vendan “noticias”.

Detrás de las pruebas FARO hay mucha gente que quiere evitar la fatiga, como diría Chespirito, es decir, gente que quiere eliminarlas y dejar a la libre el bachillerato, sin ningún tipo de evaluación que pone a educadores y padres de familia a hacer la milla extra apoyando y trabajando con sus hijas e hijos.

Las pruebas FARO, hasta donde las he revisado, me parecen interesantes, necesarias y una oportunidad para hacer cambios educativos que más bien están llegando muy tarde. Politizar la educación, como lo han hecho con la salud, es definitivamente un lastre para el crecimiento de un país. Y, más aún, con la evidente crisis de la educación nacional, una crisis que es, sin duda, multifactorial, con culpa del MEP, pero jamás exclusiva.

Y antes de los epítetos usuales, quede claro que considero que el MEP debe ser intervenido y lo que sucedió con los cuestionarios de factores asociados fue aberrante. Quede claro que considero fundamentalmente que el problema del MEP es institucional y estructural, no asunto de un gobierno o un grupo con poder de influencia. El MEP es desde hace muchos años un dinosaurio que consume gran cantidad de presupuesto de manera ineficiente. Pero ese ya es otro tema.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.