Video: Tragedia en Indonesia por estampida en estadio de fútbol

Tragedia en Indonesia cobró 127 vidas según el reporte más reciente, además de 180 heridos.

Comparta en


Tragedia en Indonesia

Se viven momentos de extrema conmoción en Indonesia después de que el país sufriera una de las mayores tragedias de la historia en lo que respecta al deporte mundial producto de lo ocurrido en el estadio Kanjuruhan después de la derrota del Arema por 3-2 frente al Persebaya Surabaya de la Liga 1.

Tras el final del partido las fuerzas de seguridad respondieron a una invasión de campo con el uso de gases lacrimógenos que ocasionaron una enorme estampida humana que se saldó con la muerte de 127 personas y más de 180 heridos. Entre las víctimas se encuentran al menos 17 niños.

Miles de seguidores del Arema FC saltaron al terreno de juego del Estadio Kanjuruhan luego de la derrota 3-2 en el clásico de East Jarva ante el Persebaya Surabaya.

Las imágenes viralizadas de lo ocurrido son dramáticas. Varios aficionados pudieron filmar con sus teléfonos celulares cómo fue el momento en que una multitud saltó al campo e inició un enfrentamiento con los agentes de la policía que respondieron utilizando gases lacrimógenos en el verde césped y en las gradas. Mientras tanto, futbolistas, árbitros y cuerpo técnicos escaparon rumbo a los vestuarios para evitar ser agredidos.

Tragedia en Indonesia después de partido de fútbol.

Las imágenes permiten ver lo que sucedió en esta tragedia en Indonesia:

Relato de jugador

El personal de Seguridad les había pedido retirarse a los vestidores ante el riesgo de invasión de la cancha y perder el control.

Finalmente las advertencias del personal de seguridad se volvieron realidad cuando se produjo la estampida humana hacia el campo. “Nos encerramos en el vestuario y los aficionados intentaron entrar allí, tuvimos que poner una mesa desde adentro para trabar la puerta”, relató Abel Camará, jugador del equipo Arema.

“En toda la ciudad se hablaba de este encuentro, ya que era un duelo que iba más allá de los 3 puntos, era un partido de vida o muerte”, añadió.

“Mientras lo hacíamos empezamos a escuchar gritos y tiros y a ver mucho humo. Además, algunos aficionados consiguieron entrar en nuestro vestuario y acabaron por morir allí mismo”, reveló el jugador de 32 años, quien aseguró que nunca había pasado por algo así en su vida.

“En esos momentos solo piensas en que no te pase nada. Cuando todo termina viene lo peor, salimos del vestuario y empezamos a ver mucha sangre, zapatos y ropa tirada por todo el lugar… los policías comentando que habían muerto dos compañeros”.

“Temimos por nuestra vida y sin poder hacer nada estábamos acorralados como ratas, sentenció Camará.


Con información de Infobae.

Comparta en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.