21 de marzo de 2023

“Todo en todas partes al mismo tiempo”, una película delirante, casi contracultural

Por Mauricio Azofeifa. Todo en todas partes al mismo tiempo, que anoche barrió con lo más importante de la ceremonia, no habría ganado hace 10 años ni el Oscar a “mejor película china sobre el Multiuniverso”.

Esta película extraña, la segunda obra de los Daniels, un par de directores que parecen salidos del sótano de sus papás donde estaban jugando Dungeons and Dragons y lidiando con el acné, es el resultado de darle millones de dólares a un par de super talentosos nerds para llevar a la pantalla el producto de una larga sesión de Cannabis y Taco Bell.

Cómodamente sentado en su asiento los observaba el que fuera el Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg, que competía contra ellos con su obra más personal.

Algo ha de haber cambiado en el mundo para que este par de muchachos con problemas de socialización y de vestuario subieran tres veces al escenario más grande de la industria, ante la mirada complaciente de los divos de Hollywood que seguramente le habrían robado el almuerzo si hubieran coincidido en secundaria. Los Daniels armaron su fiesta en el mismo teatro en que el año pasado una estrella de cine tuvo una especie de colapso público que terminó en violencia.

Ayer triunfó una película delirante, con un cúmulo de ideas disparatadas, algunas veces exitosas, y algunos spots cómicos como amalgama de conceptos pseudo científicos que le hacen guiño un poco más a Matrix que a Marvel, pero que en el fondo tienen como su mayor mérito ser contestatarios.

¿Por qué contestatarios? Porque en un mundo tan enojado y en perenne protesta, el hacer una apología a la ternura y la bondad es un acto de rebeldía. El llevar el foco a una familia que en pocas ocasiones se lleva bien, pero siempre se quiere, es casi contracultural.

La industria ha cambiado para perseguir a la sociedad, ya los guapos de sonrisas perfectas están medio out, y ahora lo que vienen son los raros, talentosos y simpáticos, que parecen muy felices desde que dejaron de tratar de encajar con estándares sociales estandarizantes, al menos en este Universo.

La película se ve en Amazon Prime Video.

Comparta en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.