6 de febrero de 2023

Títeres sin cabeza ► San José 2040 y el legado de Papá JAM

En esta nueva sátira política de Frank Ruffino una sórdida visión del San José que podría ser en el año 2040…

Comparta en


Títeres sin cabeza.
Títeres sin cabeza.

Columna: Títeres sin cabeza. Por Frank Ruffino. A partir del año 2000 se necesitaron apenas cuatro décadas para que en mi ciudad capital los nacionales seamos un grupo atemorizado y magro.

De alcanzar casi dos millones en los primeros lustros del siglo, hemos quedado sólo un puñado de ticos…

Según el último estudio poblacional del Instituto Nacional de Estadística y Censos 2040 (INEC), la mayoría de habitantes la conforman venezolanos, un millón; colombianos, unos seiscientos mil; dominicanos, cuatrocientos ochenta mil; y la mayoría de nicaragüenses, calculada en dos millones y medio.

Aunque también en distintos sectores de la ciudad es creciente el número de inmigrantes chinos, haitianos y africanos que lo mismo han empezado a invadir al país en imparables oleadas intermitentes y a precarizar los altos edificios de apartamentos, abandonados por peligro de derrumbe.

…Literalmente, el último terremoto ha destrozado la actividad económica de la criminal y peligrosa «ciudad vertical», promovida tres décadas atrás por el ayuntamiento josefino y el alcalde JAM, por lo que, a causa de este descalabro de infraestructura urbana y pasmosa inseguridad ciudadana, cientos de miles de ticos han escapado al interior del país.

(Para 2040, la bonanza del turismo internacional se constituye únicamente en un distante recuerdo al incluirse San José y ciudades de la Gran Área Metropolitana -GAM- y algunas zonas rurales y costeras de Costa Rica, con el oscuro calificativo de «entre las más peligrosas del orbe»).

Lo cierto es que, caprichosamente y sin esperarse ni anunciarse, un día encuentras a una multitud de senegaleses, que, amedrentando con sus machetes y lanzas a los pocos costarricenses propietarios aún sobrevivientes, han tomado para sí cientos de hectáreas en los límites de la urbe instalando sus carpas plásticas multicolores.

…Y otro día, ya, hacia el Parque Nacional Braulio Carrillo (y otras áreas de conservación en el país), constatas el arribo de mil o más congoleños armados con hachas y viejos rifles, listos para adentrarse en la profunda selva, a la cacería de saínos, dantas, monos, pumas, jaguares, perezosos o lo que caiga en sus sacos, pues el hambre no espera y, viendo ellos tantos árboles («leña»), pues el bosque comienza a mermar, y a crecer en la tierra, recién talada y quemada, ilimitados y amorfos caseríos compuestos de pequeñas covachas de madera y zinc.

Entonces, San José en este 2040 aparece cual ciudad de extensión y formas monstruosas y un emplasto étnico donde, a fuerza de irse mezclando varias decenas de nacionalidades, predomina el tipo de cholo bajito, fuerte, corpulento y fiero, con muy poca educación formal, pero perfectamente adaptado al salvaje nuevo medioambiente urbano creado por el vetusto JAM, de ochenta y tres años, campeón del Libro de los Récords Guinness mundiales como el edil con más años al frente de un ayuntamiento.

Este «ciudadano» variopinto sabe poco de urbanidad, del antiguo imperio de la ley, respeto a la vida humana, propiedad privada y medioambiente, y si se les pregunta por el olímpico alcalde, sólo se refieren a él por el cariñoso apelativo de
«Papá JAM».

Columna anterior:

Comparta en