6 de febrero de 2023

Ticos dicen que “es bueno leer” pero no tienen el hábito de lectura según investigación de la UCR

El estudio de la UCR encontró que los costarricenses, en su mayoría, consideran que “es bueno leer”, pero también por mayoría no practican la lectura.

Lamentablemente estos estudios revelan una y otra vez lo que ya sabemos sobre el tema de la lectura, fundamentalmente que los costarricenses no leen, pero indican que es bueno hacerlo y presumen hacerlo aunque sea dudable. Una encuesta sobre lectura y cultura en general debería considerar elementos muy importantes para elaborarse, como conocer estudios previos y revisión de expertos en el tema.

Sin embargo, el aporte que ofrece la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica sobre la lectura entre los costarricenses arroja números interesantes para el análisis. Según el informe del estudio Actualidades esta encuesta “plantea la pregunta de cómo es la relación de la población adulta costarricense con la lectura”.

Para responder esa interrogante se le presentaron 5 afirmaciones a lo 1873 entrevistados del estudio y se obtuvo que “en general, la población muestra opiniones positivas hacia la lectura”.

Es bueno leer, pero no gracias

Un 87,8% se opone a pensar que la lectura es una pérdida de tiempo, pero eso deja un margen para tener claro que al menos una de cada diez personas sí lo piensa, en un país con una gran inversión en educación y donde históricamente se piensa que es bueno leer, pensar y estudiar.

Además, un 53,0% dijo estar de acuerdo con que la lectura es uno de sus pasatiempos favoritos y un 51,0% reportó estar de acuerdo con que le gustaba hablar de libros con otras personas. ¿En serio la mitad de la población costarricense tiene estos hábitos?

“Sin embargo, se observó que esto no implica que exista un amplio hábito de lectura en la población, puesto que un 51,5% dijo estar de acuerdo con que solo lee para buscar información que necesita, y 57,5% estuvo de acuerdo con que solamente lee si lo tiene que hacer”.

Percepción sobre es bueno leer en los ticos.

La pregunta fundamental fue entonces cuántos libros se ha leído en el último año y aquí los datos honestamente no parecen confiables. Solamente 4 de cada 10 reportaron no haber leído un libro en el último año.

Un dato significativo se da en el número de libros leídos al año: “Entre las personas que sí reportaron haber leído al menos un libro en el último año el promedio de libros leídos fue 4.6 libros. Se observó que el promedio de libros leídos es similar para toda la población. Resalta que, a pesar de que existieron diferencias significativas para el porcentaje que ha leído al menos un libro por edad y nivel educativo, éstas no se reflejaron en el número de libros leídos”.

Resulta difícil considerar que 6 de cada 10 costarricenses leen un promedio de 4,6 libros por año, aunque sea que esos libros sean para estudio. Habría que preguntar a esas personas cuáles libros leyeron y con qué propósito (trabajo, estudio, placer, aprendizaje, etc.).

Las personas de 50 años y más son las que más reportaron no haber leído un libro en el último año (48,8%), seguidos por las personas entre 30 y 49 años (37,1%). Además, como es natural, las personas con educación primaria o inferior (54%) también son parte del grupo que reportan ausencia de lectura.

Por otra parte, no hay diferencias notables entre mujeres y hombres, ni tampoco entre más pudientes o menos pudientes económicamente con respecto a su afición hacia el acto de leer.

En palaras de los investigadores, como conclusión “existe una actitud positiva hacia la lectura; sin embargo, esto no se traduce en un hábito de lectura prevalente en la población“.

Nota del editor sobre el estudio

Ahora bien, el estudio indica datos que son cuestionables. Si realmente 6 de cada 10 personas leen al menos un libro y en promedio alcanzan 4,6 libros al año tendríamos las librerías y tiendas de libros (impresos o digitales) vendiendo muchísimo más de lo que lo hacen. Y las bibliotecas no estarían vacías de gente y de préstamos de libros como sucede hoy.

Eso no significa que la investigación esté mal elaborada o aplicada, sino que la gente sigue dando opiniones, percepciones o datos que no se reflejan con la realidad, principalmente si consideramos que presumir la lectura puede ser un símbolo de estatus social. Es necesario un estudio mejor diseñado para obtener respuestas confiables y que nos permitan conocer mejor esta realidad.

La observación en las redes sociales, donde la gente solamente lee títulos y la pobre dinámica de lectura que se puede percibir entre la mayoría de costarricenses, además de otros estudios realizados, nos refieren a una carencia de este hábito más grave de lo que parecen indicar estos datos que la gente quiere aportar.

El estudio Actualidades también preguntó sobre otros temas, como la percepción de la gente sobre el trabajo del presidente Chaves, la aceptación de la legalización de la Cannabis para uso recreativo y otros temas.

Comparta en