El diputado Juan Ramón Carranza emitió un discurso en el plenario que muchos diputados ignoraron