“Sólo amor”, cuento de Griselda R. Beltrán

Al sentir ese enorme peso sobre su cuerpo, que lentamente la asfixiaba, pensó que tal vez ya era demasiado tarde para ella.

Hacía algunos años que Virginia se había mudado sola a su pequeño departamento.

Además, siendo muy bella poseía no uno, sino varios amores.

-“Cada vez que sales, vuelves con uno nuevo”, le dijo bromeando en una oportunidad, una de sus amigas.

Pero, como todos, no carecía de defectos y secretos. Era sumamente desordenada y compraba compulsivamente toda clase de objetos. Tenía el armario repleto de ropa, la mayoría sin usar, libros y revistas que nunca llegaba a leer, demasiada comida para alguien que vivía solo, adornos y electrodomésticos que apenas tenían espacio dentro de aquellos cincuenta metros cuadrados en los que habitaba.

Se acumulaban en la cocina botellas y latas, baterías gastadas, papeles viejos, cajas y que algunos dentro de bolsas; aguardaban que los llevara al puesto de reciclaje.

En una oportunidad, su madre la sorprendió ordenando su departamento, lo que ocasionó que Virginia le prohibiera volver a pisar su casa. A los pocos meses todo era en caos nuevamente, pero a ella no le interesaba, ni siquiera la opinión de sus amigas, a quienes tampoco volvió a invitar.

Retomando el tema de sus amores, debo decir que a veces resultaba un tanto cruel. A algunos sólo los tenía para salir a bailar, con otros asistía a lugares formales y además estaban los del gimnasio. Sin embargo, los cuidaba y les hablaba a diario, ocupando un lugar enorme dentro de su existencia.

Aquel trágico día, cuando al abrir el enorme zapatero que les había construido, los cientos de pares de zapatos y sus cajas se le vinieron encima, con la mala suerte que al caer golpeó su cabeza con el filo de la pequeña cama de hierro.

Debajo de toda esa pila de objetos, casi inconsciente, se consoló  que fueran ellos, sus amores, lo que decidieran dar fin a esta relación.

*Este cuento pertenece al libro “Páginas para una terraza“, publicado por Editorial CulturaCR, 2017.
Comprar en Librería Universitaria, Libros Duluoz y pronto en Librería Lehmann.
Más información en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *