Sobre la poesía como herramienta sociocultural

ENSAYO. Hablando de las distintas tendencias poéticas en Centroamérica, en lo que hoy por hoy consideramos época contemporánea, podemos señalar muchas interpretaciones alrededor de sus posibles periodizaciones; también otorgarle diferentes valores enfocándonos en distintos puntos de vista, y tal vez no coincidir jamás. Al enfocarnos en abarcar esta misma poesía mencionaríamos miles de autores que, en su debido momento, tuvieron gran relevancia en la historia de las letras centroamericanas, por sus logros o su estilo, y aún así nunca podremos abarcar todo su significado, todos sus senderos y avenidas; sin embargo, podemos hacer mención y reconocer ciertos aspectos que vinculan en cierta medida el ejercicio poético con una intención, una intención social evidente, de forma directa o indirecta, por parte del autor.

En el presente siglo veintiuno, la poesía sigue funcionando como una herramienta de expresión social mediante la cual una voz es capaz de manifestarse desde su propia percepción de mundo, como se puede observar claramente en la llamada poesía indígena contemporánea, por ejemplo, donde la palabra adquiere una importancia trascendental en el sentido de que expresa, mediante lenguaje escrito, un legado y una cosmovisión ancestral propia o colectiva. Poetas como Rosa María Chávez (1980) de Guatemala se apropian de este lenguaje y dejan de lado su lengua indígena para representar, mediante una obra poética en lengua hispana, la vida, el mundo y el cuerpo desde la perspectiva maya. La voz de la mujer se transforma en la voz de una figura ritual en poemas como “La abuela del temazcal”, en un intento que pareciera querer recuperar una historia mediante la memoria de unas costumbres y tradiciones propias de un pueblo, en este caso el pueblo maya que en la actualidad se ve atacado por un ambiente cultural cada vez más lejano y ajeno.  En poemas como “Rabia” de la autora guatemalteca Maya Cu (1968) notamos también una intención socio-cultural de querer generar conciencia acerca de la situación propia de su pueblo, a través de su voz poética…

Una característica social apelativa se nos muestra con anterioridad, en un sentido más comprometido con su patria y con una labor revolucionaria, en poetas como Otto René Castillo (1936-1967), donde, mediante la palabra, manifestó un deseo de sacrificio hacia un ideal, por medio de temáticas deterministas que desarrollaron un sentido de mártir por y para su tierra guatemalteca. Además de tratar temáticas y situaciones propias de la existencia humana; en poemas como “Madre dolorosa” su ideología de la muerte se ve representada como una imposición a la vida, y la vida pasa a estar plasmada como una desolación del hombre que lucha por una causa. El poeta adquiere, desde esta visión del arte, el trabajo de darle voz al subalterno y ser una especie de testimonio poético, manipulado por sus propios intereses e ideología.

Casi al mismo tiempo, autores como Roque Dalton (1935-1975) desde El Salvador articulaban también, a favor de un pensamiento similar, la poesía; en el sentido de que la expresaban como una herramienta social para la rescritura de la historia. Desde un yo lírico despersonalizado Dalton sitúa su obra en la memoria de un pueblo, desde un punto de vista nostálgico, como en el poema “La siguanaba”, donde el propio pasado se nos muestra como un recordatorio descriptivo, con la intención de apelar al recuerdo y generar simpatía por las raíces de una cultura. En sus obras se apela a la vida contra la muerte y nos muestra en poemas como “Todos” su deseo de la unión del pueblo a favor de la justicia, como una búsqueda de esperanza. Esta unión es primordial y se nos hará presente en otros de sus trabajos, como en el “Poema de amor” donde se evidencia el deseo del autor por tratar al sector centroamericano desde una sola visión grupal (hermandad).

Por otro lado tenemos a autores como Julio Fausto Aguilera (1929) en un contexto pre-revolucionario de Guatemala, con poemas como “La patria que yo ansío” donde también se enumera aspectos propios de un deseo personal, de un ideal de la patria para posteriormente, como cierre, invertir y cambiar el discurso esperanzador por un discurso trágico, confirmando así que su patria anhelada es inexistente. Estas herramientas literarias parecen funcionar desde un contexto político-social de Guatemala en la época del autor como un grito y una crítica a la vida, a la sociedad y al propio ser humano.

En un caso similar se encuentran a autores como Carlos Martínez Rivas (1924- 1998) quien en su momento expuso la desilusión de su patria Nicaragua en el poema “Canción de cuna sin música” donde nos muestra una serie de situaciones entretejidas de manera pesimista para luego expresar la poca oportunidad que habrá para evitarlas. Se nota un claro intento de realzar las características nefastas del tú lírico, de la vida del país, lo cual podemos asociar a una actitud de denuncia social por parte del yo poético.

Esta utilización de la poesía como mecanismo crítico la podemos hallar desde las distintas vanguardias pertenecientes a la poesía centroamericana, donde un nuevo ejercicio poético surgió como reacción al desarrollo urbano de la modernidad.

En poemas como “Luna Park” del autor guatemalteco Luis Cardoza y Aragón (1901-1992) por ejemplo, también podemos notar cómo se describe la visión de la vida, del mundo y de la gente, desde la perspectiva de un “Creador”, donde se ve reflejado el estilo de vida social de la época, los cambios comunicativos, las exigencias de la industrialización, la situación cultural y de ese modo, mediante técnicas poco habituales, como la combinación entre enunciación, lenguaje de canción y el desligamiento intencional de los parámetros de rima y métrica, exponer lo que percibe el yo lírico de la sociedad y el ambiente que lo rodea .La vanguardia surge como un intento socio-artístico de ruptura ante el desarrollo de la urbe como se muestra en otro poema de Cardoza y Aragón dedicado a “a Rafael Andivar” donde se plantea una rendición a la situación de un sentimiento de soledad como una señal y un símbolo de desacuerdo con la urbanización de la época.

En un contexto de vanguardia similar, en este caso en Nicaragua, surgieron obras como la de José Coronel Urtecho (1906-1994) y Joaquín Pasos (1914-1947), “Chinfonía Burguesa”, donde se da la representación de una farsa, una burla, lo absurdo y un juego con el lenguaje con el fin de realizar una crítica social a la burguesía, representándola a través de los personajes de la pieza. Durante toda la obra se manifiesta una musicalidad, parodia, un carnaval y una burla de la sociedad burguesa y del orden dominante.

Más recientemente, refiriéndonos a la poesía centroamericana de los últimos años del siglo XX, podemos afirmar, tomando como ejemplo a Carola Bramonte (1961) la presencia de una búsqueda individual dentro de los sentimientos en ella como sujeto femenino, la soledad y la angustia del existir. En otros casos como Erick Aguirre (1961) en poemas como “Ser hombre” o “ver un cuerpo temblar” es notable el desdoblamiento del yo lírico, de su cuerpo y su mente; ésta subjetividad se hace presente a lo largo de estas tendencias más personales que tienen como objetivo centrar la poesía en un plano empírico entre un ser y un parecer, por lo que se puede afirmar entonces que el texto poético adquiere una función social en el sentido de que permite que el propio hablante poético tenga la capacidad de poder construirse una identidad, por medio de una temática alejada del exteriorismo y del carácter comprometido a una patria.

Esta poesía adquiere carácter social en la propia decisión del hablante poético de tratar temas propios de la emoción humana y de una situación personal subjetiva, muy similar a las temáticas tratadas por el modernismo.

Ya el mismo Rubén Darío (1867-1916) en 1888, en poemarios como “Azul”, considerado el libro inaugural del Modernismo hispanoamericano, recogía relatos, con una gran variedad métrica, con los cuales el autor presentaba sus preocupaciones, como la insatisfacción ante la sociedad burguesa, por ejemplo, en el poema “El rey burgués”.

Darío mostró su poesía desde su propia imaginería exótica: Francia del siglo XVIII, la Italia y la España medievales, la mitología griega, entre otras, donde se puede notar cómo destaca la renovación del lenguaje poético, visible en el léxico utilizado, como cultismos, procedentes del latín o del griego e incluso neologismos , herramientas encaminadas a la creación de efectos exotistas que caracterizaron sus obras. Todos estos recursos el autor supo entretejerlos desde un afrancesamiento poético como una herramienta intimista, con la cual él mismo dio forma a su propia imagen desde la palabra hacia el mundo.

El erotismo por otro lado se nos muestra, de igual manera, como una herramienta que el autor poeta articula también desde su visión de mundo, su voz, su cuerpo y su opinión mediante el lenguaje para la reivindicación identitaria. Así en autoras como Ana istarú (1960) y Gioconda Belli (1948) la poesía cumple un papel libertario, donde la voz poética rompe con los esquemas preestablecidos por el discurso tradicional para, mediante la palabra, expresar y representar desde su propio cuerpo una idea y un ideal del sentimiento y del placer sexual, por otro lado también autoras como Carmen Matute (1974) o Ana María Rodas (1937) tratan temáticas en sus obras como el amor en “El más hermoso mito inventado por el hombre” alejando la interpretación de este sentimiento amoroso de la representación romántica que se nos muestra comúnmente. La poesía erótica cumple entonces con un papel social en el momento en que la voz de autoras como las anteriormente mencionadas expresan mediante la poesía, ya sea desde su cuerpo, o desde su percepción de mundo, sus ideales, sin tener que sujetar su discurso a los márgenes preestablecidos por el poder hegemónico, en otras palabras, la poesía desde el erotismo produce una ruptura de lo preestablecido por lo cual adquiere carácter social en el sentido más revolucionario de la palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *