Siguen en aumento los muertos por metanol en licores clandestinos: van 43 personas

Según se reportó recientemente, a la fecha se han inspeccionado un total de 666 establecimientos y se han decomisado 16.453 productos, retenido 12.398 envases y muestreado un total de 676 recipientes de bebidas alcohólicas.

Los licores baratos de marcas que no siguen el procesamiento del alcohol correctamente siguen cobrando muertos en el país.

La Unidad de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud informó ya de 83 casos sospechosos de intoxicación por metanol, 43 de los cuales han fallecido.

Según el dato, se trata de 38 hombres y cinco mujeres con rango de edad de 23 a 75 años, de los cuales 20 son de San José, cinco de Alajuela, cinco de Cartago, dos en Heredia, seis en Puntarenas y cinco se encuentran en investigación.

El encargado de llevar la investigación sobre la adulteración de bebidas alcohólicas con metanol es el Organismo de Investigación Judicial, pero aún no se tienen detalles al respecto.

Según el Ministerio de Salud, “todas las marcas bajo alerta sanitaria tienen prohibida su comercialización, esto significa que ningún establecimiento puede tener a la venta dichas bebidas alcohólicas, de hacerlo se pueden ver expuestos al cierre inmediato del local e incluso a la pérdida del permiso sanitario de funcionamiento”.

 Las marcas que han presentado productos adulterados con metanol sigue vigente, con etiquetas alusivas a “Guaro Chonete”, “Guaro Cuerazo”, “Guaro Sacheto”, “Guaro Gran Apache”, “Aguardiente Estrella Roja”, “Guaro Montano”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka”, “Aguardiente Molotov” y “Guaro Fiesta Blanca”.

Según se reportó recientemente, a la fecha se han inspeccionado un total de 666 establecimientos y se han decomisado 16.453 productos, retenido 12.398 envases y muestreado un total de 676 recipientes de bebidas alcohólicas. Además, se ha dado seguimiento a 119 incidentes relacionados a posibles bebidas alcohólicas adulteradas, reportados a través del 9-1-1. 

El Ministerio de Salud informó a Culturacr.net que la adulteración se da porque “durante la producción de las bebidas alcohólicas se produce metanol como resultado de la fermentación de los carbohidratos procedentes de la materia prima, pero son cantidades controladas cuando se produce correctamente”.

SONDEO:

¿Está usted de acuerdo con que las bebidas alcohólicas patrocinen el deporte nacional?

“En el caso del aguardiente y el guaro estas son bebidas que después de la fermentación pasan por un proceso de destilación que separa el etanol de otros alcoholes, entre ellos el metanol, por lo tanto, en una bebida fermentada y destilada normalmente el contenido de metanol es muy bajo”, detalla la entidad rectora de la salud nacional.

El problema en este caso es que el licor lo producen de manera clandestina sin separar el metanol que se produce, o bien lo adicionan, de manera que se da la adulteración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *