Si la gente no sale a votar gana Figueres Olsen ◘ Voz propia

La apatía de los electores invade los centro de votación en la mayor parte del país según los reportes.

OPINIÓN. Los datos no mienten: a la 1 pm los cortes de asistencia eran bastante pobres y se preveía un abstencionismo enorme en el balotaje para decidir al próximo presidente de Costa Rica.

Esa situación estaría perjudicando al voto por Rodrigo Chaves que, según los estudios de opinión realizados por el CIEP de la UCR y del Idespo de la UNA, es un voto más volátil y cambiante.

Según los estudios, las personas que fueron entrevistadas reportaron estar más seguros de votar por Figueres, que por Chaves. Pero eso es lo normal: se trata de personas con más cultura partidista, de “hueso colorado”, liberacionistas que siempre salen a votar porque su deber cívico es más con el partido.

Si a eso se le suma que el candidato Chaves venía en tendencia al descenso en los últimos sondeos, queda en evidencia que las personas se estarían “resfriando” de darle su apoyo al final de la recta electoral.

No obstante, es importante tener presente que el voto a favor de Chaves en esta oportunidad será muy silencioso y, para muchas personas, incluso vergonzoso, según manifiestan en redes sociales. Hay dos grupos de electores que se manifiestan más indecisos y estaría postergando, incluso para el último momento, su voto: las mujeres y los jóvenes. Según estudios previos, los hombres y los mayores de 40 años tienen más definida su elección con anterioridad.

Si el ambiente no caliente y los votantes no aumentan por la tarde de este domingo 3 de abril, eso resultaría en favor del candidato liberacionista que, según reportes extraoficiales, estaría convocando más electores al cierre del mediodía.

Si el chavismo no sale a votar, podría haber sorpresa al primer corte y los resultados que mayoritariamente indicaron las encuestas a favor del candidato verdiazul serán contrarios.

Ninguna de las encuestas predijo el abstencionismo que, a este momento, se estima según datos de asistencia a las urnas, uno que podría ascender a mucho más del 45% del total de electores, en una de las elecciones nacionales más sucias de que se tenga memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: