Senado aprueba proyecto limitado para control de armas en Estados Unidos con apoyo de 2/3

Es un día histórico e inédito en el tema de control de armas en Estados Unidos, aunque el apoyo republicano fue reducido.

Comparta en


Un proyecto con un paquete limitado de nuevas restricciones para las armas de fuego y miles de millones de dólares en fondos para salud mental y seguridad escolar, fue aprobado en el senado de Estados Unidos. Se trata de algo inédito: control de armas en Estados Unidos.

Según los informantes internacionales este proyecto aprobado no cumple con las demandas de los defensores de la seguridad de las armas, aunque el presidente Joe Biden lo aclama como un avance que salva vidas después de casi 30 años de inacción en ese sentido.

Se considera un hecho que el proyecto será resellado en la Cámara de Representantes y se convertirá en un hecho para toda la nación americana, donde el control de armas es prácticamente inexistente.

La ausencia del control de armas en Estados Unidos es un hito histórico del que muchos estadounidenses se vanaglorian y es producto de la paranoia durante la Guerra Fría. Como ha sido habitual, son los republicanos quienes más defienden el uso de armas libremente: 50 senadores demócratas y 15 republicanos apoyaron este proyecto.

Incluye verificaciones de antecedentes mejoradas para compradores menores de 21 años, $11 mil millones en fondos para salud mental y $2 mil millones para programas de seguridad escolar.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que “el proyecto de ley de seguridad de armas que aprobamos esta noche se puede describir con tres adjetivos: bipartidista, sentido común, salvavidas”, según Infobae.

Las medidas se dan a raíz de los recientes tiroteos y matanzas que centros educativos y lugares públicos, por la fácil manipulación y compra de armas en ese país, donde hasta menores tienen acceso a las armas como si fuera un orgullo nacional.

En particular, el tiroteo fatal de 19 niños en Uvalde, Texas y de 10 personas negras en un supermercado en Buffalo, al norte del estado de Nueva York.

Es, en definitiva, un día histórico para Estados Unidos, aunque el avance sea mínimo.

Comparta en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.