Sala Constitucional avala por el fondo proyecto de ley para regular huelgas

Por el fondo el proyecto quedaría igual, pero declaró inconstitucional por mayoría la disolución de sindicatos por conductos delictivas de sus miembros y la no consulta ante la Corte.

Esta noche trascendió que la Sala Constitucional no encontró problemas de fondo en el proyecto de ley para regular las huelgas en el sector público.

Sin embargo, declaró inconstitucional que no se haya consultado a la Corte Suprema de Justicia sobre cuáles servicios de ese poder de la República serían declarados esenciales por la nueva ley. La Corte Suprema de Justicia de Costa Rica estableció que todo proyecto de Ley que los perjudique debe ser consultado a ellos previamente.

Asimismo, declaró inconstitucional por mayoría la disolución de sindicatos por conductos delictivas de sus miembros.

En lo esencial no hay inconstitucionalidad en la mayoría de las regulaciones que establece el proyecto, como el rebajo de los salarios desde que los funcionarios vayan a huelga y que las huelgas con tema e intencionalidad política quedan prohibidas. Habrá un plazo máximo de 48 horas para las huelgas que quieren protestar contra políticas públicas.

Las huelgas quedan totalmente prohibidas en servicios esenciales como los de salud, bomberos, servicios de agua y electricidad, policía, rescate, controladores aéreos y otros. En estos casos el despido sin responsabilidad patronal procede ante el incumplimiento.

Igualmente, quedan autorizadas las huelgas, con un plan de contingencia, en los “servicios trascendentales”, como los bancarios, recolección de basura y algunos afines.

En el caso de la educación, la huelga será permitida hasta 21 días naturales consecutivos o 10 discontinuos, siempre y cuando haya un plan para garantizar que los centros educativos sigan abiertos y puedan impartir lecciones quienes así lo deseen.

Por otra parte, el bloqueo de calles y el sabotaje quedan confirmados como delitos que, ante resolución legal, son causales de disolución de un sindicato.

En todo lo demás, el proyecto de ley queda incólume. Ahora podrá llevarse a segundo debate para su aprobación definitiva en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *