Reporte Covid-19 de la semana y pronóstico ◘ Análisis

Desde hoy compartimos este interesante y novedoso análisis semanal de Mauricio Ventanas sobre los datos de la semana sobre el Covid-19, con un pronóstico.

Por Mauricio Ventanas (seud.) ¡Bienvenidos a nuestro reporte dominical! A fin de cuentas, esta semana que pasa los casos nuevos no crecieron tanto como amenazaban, pero 3% no es nada despreciable. Fueron 5355 casos nuevos. Los casos activos aumentaron un 20%, los hospitalizados un 7% y los pacientes en cuidados intensivos un 28%.

Mauricio Ventanas (seud.)

Lo que pasa es que aún si los casos por día no aumentaran, siempre tenemos un crecimiento lineal en el volumen de la epidemia, y con el volumen de casos que tenemos ese crecimiento lineal es una carga muy grande para el país.

En términos de la tasa R, llevamos aproximadamente 2 semanas y media “varados” en 1.0. Esto no es nada bueno y vale la pena aclararlo, porque ya he recibido comentarios diciendo algo así como “qué dicha” que ya aplanamos la curva y que R=1.0 es algo bueno. Sería bueno si estuviéramos en menos de 100 casos por día, pero estamos en 765 (promedio de la última semana) y con este R ¡vamos a seguir así o peor! La curva no está ni cerca de plana: nada más veamos cómo van para arriba los casos activos.

Este virus tiene su manera de irse metiendo con nuestra mente a punta de sustos y alivios, tal vez aprovechándose de la naturaleza optimista de los humanos: un día parece que subió un montón, al otro día parece que ya no y nos vamos acostumbrando poquito a poco a que las cosas vayan de mal en peor, para poder ir celebrando de camino pequeñas victorias y esperanzas.

OTROS CONTENIDOS:

Pero bueno, no tengo corazón para criticar el optimismo y no todo son malas noticias: a nivel mundial se viene notando que, aunque los casos siguen para arriba, la mortalidad ha disminuido. Tiene su lado triste porque parte de la razón es que el virus ha dado cuenta primero de los más vulnerables, pero también tiene su lado esperanzador en cuanto a que refleja los avances en el tratamiento médico.

Costa Rica no es la excepción: la última vez que los casos recuperados parecen haber estado bastante al día (el 4 de agosto) estábamos en 2.7%. Si aplicamos la regla de los 25 días promedio de actividad de la enfermedad, podemos calcular la mortalidad en otros días con base en un valor estimado de los casos resueltos (recuperados + fallecidos). De acuerdo con esta estimación, a finales de julio estábamos en un máximo de 2.9%. Desde entonces venimos bajando gradualmente y al día de hoy podríamos estar en 2.1%. Podemos ver de hecho que, pese al aumento en casos activos y hospitalizados, los fallecimientos no han aumentado tanto.

Vale la pena otra aclaración, para los que siguen creyendo que la mortalidad de Costa Rica está en sólo 1.0%. Ese es un dato “nominal” carente de significado, pues se basa en la cantidad de fallecimientos respecto a los casos confirmados, y evidentemente entre esos casos confirmados hay dos terceras partes que aún no se han resuelto, así que no se sabe si son recuperados o fallecidos. Este cálculo sólo tendrá sentido cuando se vaya acabando la pandemia y el número de casos resueltos se aproxime al número de casos confirmados. Podrán celebrar los que vean en ese momento que los dos cálculos obviamente dan igual. Pero mientras estemos dentro de la dinámica de una ola de infecciones ese cálculo carece de valor, especialmente para hacer comparaciones con otros países.

Ya que hablamos de “recuperados rezagados”, esta semana parece que van pasando de 5900. Por supuesto meten bastante distorsión en los cálculos. Así que vale la pena explicar en qué consisten: todo caso confirmado tarde o temprano se tiene que resolver. Algunos parecen resolverse en un par de semanas, otros muy complicados pueden extenderse hasta un par de meses. Para enredar más la cosa, algunos casos resueltos parecen adelantados, no porque se resolvieran muy pronto, sino porque se habían diagnosticado tarde. Así que hay bastante incertidumbre en torno a eso.

A lo largo de la evolución de la epidemia en Costa Rica, un período de actividad teórico o promedio de 25 días ha dado una relación bastante consistente entre casos confirmados y casos resueltos. El Ministerio de Salud ya confirmó que existe un rezago en la confirmación de casos recuperados y me parece que tienen buenas razones: Ante la carga hospitalaria hay que priorizar recursos. Así que, sin cuestionar mucho, podemos aplicar la regla de los 25 días para estimar cuánto rezago hay en la confirmación de casos recuperados. Eso lo estoy usando para estimar la mortalidad con base en casos resueltos, pero no me atrevo a usarlo para ajustar la estimación de R y hacer proyecciones. Implicaría usar estimaciones basadas en otras estimaciones, que ya podría introducir demasiado error. A lo que voy con esto es que debemos esperar que, si los casos activos son menos que los reportados, el valor real de R es un poco más alto de lo que estamos viendo.

PRONÓSTICO

A principios de agosto R venía bajando claramente, aunque quizás un poco lento. La idea era que siguiera bajando para estabilizarse por debajo de 1.0, digamos en 0.5. Con eso aun en medio de tanta incertidumbre tendríamos la certeza de que la curva viene bajando. Sin embargo, R frenó en 1.0 y a partir de ahí más bien parece que amenaza con volver a subir. La semana que pasa tuvimos un aumento en casos nuevos, aunque bien por debajo del pronóstico. Para la semana que viene seguimos viendo esa misma tendencia con R subiendo de 1.0 a 1.1.

La semana que viene esperamos 7066 casos nuevos, entre 742 y 1186 por día. Esto es 32% más que la semana pasada. Suena muy alto y debo explicar nuevamente por qué: aunque R parezca “moderado”, los casos activos siguen aumentando, y los casos nuevos son proporcionales a los casos activos. Nos afecta el rezago en el reporte de casos recuperados. Si este rezago representa 26% de los casos activos, podríamos improvisarlo como un margen de ajuste hacia abajo, que nos dejaría en un crecimiento del 6%. En vez de hacer eso, me parece más prudente indicar que el pronóstico tiene una incertidumbre alrededor del 25%.

Para los fallecimientos sí me voy a conceder el optimismo de aplicar la mortalidad ajustada por recuperados rezagados, que sería 2.1%. De acuerdo con esto esperaríamos 86 fallecimientos, poco más de 12 por día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *