Renuncias sacuden Casa Presidencial por caso UPAD

Renuncian viceministros de Planificación y Hacienda implicados en el caso de la UPAD, pero podrían ser más dimisiones en las próximas horas.

Presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Cubero, Anuncio de programa y un proyecto de ley para buscar una solución integral al alto endeudamiento que afecta a familias costarricenses y a la vez, reactivar la economía, Casa Presidencial, Costa Rica. 11 Octubre 2019. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

La tarde y noche del martes 3 de marzo dos viceministros del gobierno de Carlos Alvarado renunciaron, envueltos en implicaciones por el caso de la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Y fue el miércoles 4 de marzo, por la mañana, mediante una conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial, el ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, anunció su renuncia.

El ahora ex ministro indicó que su renuncia se debe a la firma del decreto que pretendió crear la UPAD, pero además de que lo hace para no afectar la comunicación entre el Poder Ejecutivo y Poder Legislativo, como un interlocutor válido y legítimo que logre sacar adelante los proyectos.

El viceministro de Planificación, Daniel Soto Castro, quien también firmó el decreto que pretendía la creación de la UPAD, se vio forzado a renunciar, luego de que en la Asamblea Legislativa se discutiera una moción de censura en su contra por tal firma.

Soto Castro expresó en su carta de renuncia sentirse tranquilo y “con la conciencia absolutamente tranquila y con una profunda convicción de no haber actuado de manera anómala”. Defendió, además, su integridad y la ética usada en su gestión.

Una horas antes fue Juan Alfaro López, viceministro de Hacienda, quien también renunció al cargo, molesto porque fuera usado su nombre sin su consentimiento para realizar un borrador de un eventual convenio entre UPAD y la Sugef para el acceso de información para esa oficina que se dedicaba al análisis de los datos como insumo para la toma de decisiones.

“Nunca autoricé, ni participé, en proponer un convenio que buscara acceder al Centro de Información Crediticia, lo cual me parece a todas luces improcedente desde el punto de vista legal”, indicó Alfaro en su carta de renuncia al presidente Alvarado.

También rechazó tener injerencia o participación alguna en la elaboración del decreto para la creación de la UPAD.

La carta de renuncia:

En las últimas dos semanas este caso ha tenido paralizado al Congreso en un largo control político que ha dejado de lado proyectos de gran importancia, como el de la usura bancaria, el de las comisiones a los datáfonos, así como la discusión sobre liberar el secreto bancario para combatir la gran evasión fiscal.

Algunos medios de comunicación han dirigido todo su arsenal a buscar y rebuscar implicaciones y problemas que puedan hacer daño al Gobierno en el caso UPAD, de manera que las discusión de otros temas importantes para el país han pasado a un segundo o tercer plano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *