¿Y quién pondrá orden con la educación superior? Títulos más que profesionales ◘ Voz Propia

El problema de la educación superior tiene consecuencias serias y duraderas en la sociedad.

Hace un tiempo un farmacéutico con su flamante título de la educación superior vendía medicamentos caros y descuidaba a sus clientes-pacientes en una comunidad, porque tenía el monopolio. Entonces llegó un naturalista y homeópata al pueblo y pronto logró ganarse el cariño y preferencias de las personas. Un día, en unas fiestas patronales, el farmacéutico se topó en público con el naturalista y le dijo: “¿Adónde va, doctor sin título?” El otro sonrió y le respondió: “A comerme algo rico, título sin doctor”.

Esa anécdota nos ubica un poco en la situación de la educación superior en este momento, donde abundan como enjambre los títulos, pero muy pocos profesionales lo logran.

  • Nota al margen: Aunque creo en algunas bondades de la medicina natural, mi punto no es imponer que sea mejor a la medicina científica (alopática), es solamente un ejemplo para mostrar otro tema.

Realidad de la educación superior

Revisando datos de la UCR en 2021 sobre las carreras profesionales con más empleabilidad en la educación superior, pero también las más apetecidas pero sin empleo, Comunicación Colectiva sigue siendo de las que exigen nota de admisión más alta, pero no hay trabajo en el mundo del periodismo, aunque sí en las nuevas formas de comunicación: redes sociales y publicidad. Sociología es una de las que más solicitantes tiene, pero no hay trabajo.

La educación superior en Costa Rica, UCR.

Y en las universidades privadas, ¡ni hablar! Tienen periodismo y cuanta carrera sea popular o apetecida y deje ganancias. Son miles y miles de jóvenes que salen a la calle con un papel llamado “título”, pero sin una buena expectativa de trabajo y, está confirmado, con una preparación deficiente.

El tema es viejo. Me pasó, estudié Ciencias Políticas en la UCR y no me he desempeñado directamente en esa carrera. Quizás lo mío era Comunicación Colectiva, pero una pésima profesora de Sociología general y un actitud timorata e insegura de mi parte dieron al traste con mi posibilidad de ingreso (en aquel tiempo solamente se entraba con un criterio llamado “promedio ponderado”). Yo venía del campo y de donde yo venía a la ciudad la veíamos como una gigante desconocida en 1991. Tampoco me empeñé, quizás, lo suficiente.

Ese dilema lo viven muchísimos jóvenes al escoger su carrera, pero no existen programas ni disposiciones técnicas y académicas para solucionar este problema. El negocio se impone y la educación pasó a un segundo plano hace tiempo, eso incluso se puede observar en los mismos profesionales de educación, quienes se graduaron para tener trabajo, pero sin vocación para enseñar.

Hoy vemos esta realidad y nadie hace nada. Las universidades no tienen regulaciones ni límites para “vender” títulos que luego no serán de utilidad y producirán más desempleo. Sé que las estatales tiene cupos y hacen estudios.

Aquí hay un problema serio, estructural, porque de esta dinámica de la educación superior depende el empleo y con un país que ostenta el 12% de desempleo en este momento, la situación debería tomarse más en serio.

El estudio de 2021 indica que las disciplinas con menor desempleo en la actualidad son las afines a la Educación, Comunicación Social, Medicina, Bibliotecología, Informática, Servicios Sociales y Veterinaria.

El dilema es interesante, pero de ocuparse.

Sobre el autor del contenido

1 thought on “¿Y quién pondrá orden con la educación superior? Títulos más que profesionales ◘ Voz Propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.