#Quenolemientan En nada influye lo que comen los chinos con el coronavirus

Según las investigaciones, el virus nació de los murciélagos y luego posiblemente pasó a serpientes que no son comestibles.

Usted y yo comemos camarones, los carroñeros del mar, así como el cerdo, muchas veces alimentado con todo tipo de desechos. También comemos pollo y otras aves, desde las cuales han surgido algunos virus, como la recordada «gripe aviar».

Según los científicos, nada tiene que ver la gastronomía de un país o una cultura en el origen de las enfermedades, sino muchas veces la manipulación de los alimentos, de la crianza de los animales de engorde y casualidades genéticas que no pueden saberse con anticipación.

En el caso del coronavirus que surgió en la ciudad china de Wuhan nada tiene que ver la alimentación de los locales con esta cepa en particular.

Según las investigaciones, el virus nació de los murciélagos y posiblemente habría mutado en su paso por algunos tipos de serpientes (que comen murciélagos), hasta llegar a las manos de los humanos que las manipulan -no con fines gastronómicos- en un mercado de Wuhan.

Por otra parte, hay virus que pueden ser creados genéticamente por mala manipulación. Incluso, en los últimos días se descubrieron que hay virus congelados desde hace miles de años que aparecen en glaciares y que podrían aparecer por el calentamiento global.

En este caso del virus chino, como en otros surgidos en otras regiones del mundo, surgen principalmente por circunstancias propias de la evolución.

Los científicos han confirmado reiteradamente que el combate de los virus depende principalmente que los organismos generen defensas naturales, por eso cuando surgen cepas o virus nuevos el combate se torna más difícil y de suma cautela. Y en ese campo trabajan la producción de vacunas.

Estos días se dio a conocer que los investigadores chinos lograron separar una cepa del coronavirus, lo que podría permitir la producción de una vacuna pronto.

Por otra parte, las medidas de prevención siempre son importantes donde hay aglomeración de personas por diferentes razones, como centros educativos o centros urbanos.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook