Pueblos indígenas serán consultados para definir políticas públicas que les conciernen

El Gobierno avanzó en tres etapas y la cuarta se realizará este 2022.

Al fin, luego de muchos años de rodeos, este 2022 será el año de la construcción de la “política pública de los pueblos indígenas”, anunció el Gobierno hoy.

Según el detalle informado, el proceso de consulta se desarrollará a nivel nacional e incluirá 22 territorios de las 8 culturas indígenas que existen en el país.

Espacio político pagado.

La idea es que sean los mismos territorios indígenas y sus pobladores quienes decidan temas como “atención a autonomía y territorialidad, desarrollo indígena, eficiencia institucional y bienestar social de los pueblos indígenas del país”.

La participación de los pobladores busca que ellos puedan “opinar sobre el contenido, ejes de acción y sus necesidades. De esta manera, la política no adolecerá de desconocimiento o choques culturales, sino que permitirá su rápida ejecución y con una población altamente informada”.

“En pocas palabras, la política pública busca ser una sombrilla que dicte a las instituciones la aplicación de programas y acciones en respeto de las particularidades históricas, sociales y cosmogónicas de los territorios indígenas y así atender viejas falencias que realmente no terminan de cumplir sus objetivos”, declaró Randall Otárola, viceministro de la Presidencia.

Según se informó, ya el Gobierno y las comunidades avanzaron en las primeras tres etapas del proceso de consulta: la solicitud ante la Unidad Técnica de Consulta Indígena, su respectiva admisión y los acuerdos preparatorios. Ahora corresponde, según lo acordado, encargarse de estos aspectos: intercambios de información, evaluación interna del pueblo indígena, diálogo y acuerdos, finalización de la consulta y monitoreo de acuerdos.

“En la cuarta etapa, intercambio de información, el viceministerio suministrará la totalidad de los contenidos, ejes de acción y lineamientos propuestos en la política pública, resúmenes en español e idiomas indígenas, materiales didácticos y cualquier otro insumo solicitado por los pueblos indígenas. Además, las comunidades compartirán al Gobierno los elementos más importantes de su cultura en relación con la política”, informó Presidencia.

El proceso lo acompañan como garantes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de las Naciones Unidas mediante la oficina de la coordinadora Residente.

Es la primera vez que se realiza un proceso así en Costa Rica, con el que se logra avanzar para que sean las comunidades quienes decidan con autonomía lo que realmente quieren para sí mismos.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.