Protectores del ambiente: Proyecto de Feinzaig pone en extinción la riqueza natural del país

Según FECON, el proyecto de Feinzaig convertiría al país “en una gran feria de animales y plantas silvestres” de manera irresponsable.

Conocido como el proyecto de Feinzaig, el expediente 23.376 del Partido Liberal Progresista “convertiría el país en una gran feria de animales y plantas silvestres, violentando así diversos convenios internacionales y además poniendo en alto riesgo nuestra biodiversidad por el mero hecho de alimentar el inmoral mercado global de especies en peligro de extinción“, comunicó la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON).

Asi somos los ticos segunda edicion ampliada

El proyecto de ley que propone legalizar comercio de especies silvestres ha provocado una marejada de oposición de organizaciones ecologistas, pero además un rechazo generalizado en redes sociales.

Tanto FECON, como otras organizaciones, reiteran que el proyecto es una ocurrencia muy peligrosa que no tiene estudios técnicos, y donde “lo más grave es la reforma al artículo 79 de la LVS, en el cuál el PLP quiere legalizar la exportación, importación o tráfico de la fauna y la flora, sus productos, partes o derivados, incluidos en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres”.

Esa situación pondría a especies en peligro de extinción, por el comercio ilegal que ya existe, en una situación de extinción asegurada, expresan grupos que se activaron para luchar contra el proyecto que firmaron, principalmente, diputados del Partido Liberal Progresista.

Según la FECON, hoy Costa Rica enfrenta una agresiva presión sobre la biodiversidad por causa del tráfico ilegal de animales, plantas e insectos.

Según la Fiscalía Agrario Ambiental del Ministerio Público en el 2019, hubo 156 denuncias por comercio, tráfico y trasiego de animales silvestres, mientras que en el 2020 aumentaron a 253 y en el 2021 a 364 denuncias.

La legalización de ese comercio implica disponer de una vida que no nos pertenece de manera privada, en su mayoría existen en territorios conservados por el estado costarricense y es “un bien de dominio público”. Esa legalización daría permiso a “actores muy agresivos actuando en el país (y) llevándose lo que se les antoje”, denuncia FECON.

El proyecto de Feinzaig y su grupo también pone en gran riesgo la naturaleza endémica y propia del país, al importar especies foráneas que afectarán los hábitats de las especies del trópico. Al incluir especies de otros lugares del planeta muchas especies de flora se extinguirán, explican especialistas en biología.

Para la FECON, así como otras organizaciones, esta propuesta es terriblemente irresponsable y atenta contra todo el recurso natural que hace de Costa Rica una potencia mundial en la conservación del ambiente y que también permite un millonario negocio de turismo ecológico o ambiental.

“El PLP no sólo pretende legalizar el tráfico de especies protegidas e incluso en peligro de extinción, además desea allanar el camino para que criaderos de animales silvestres puedan funcionar con el único fin de vender (nacional o internacionalmente) los animales y plantas producto de la manipulación de la vida silvestre”, agrega esta federación ambiental.

CURSO ESCRITURA CULTURACR COSTA RICA

Para muchos este es otro proyecto que nació muerto, pero existe la amenaza de que la ambición invada a otras fuerzas políticas en el Congreso y logre apoyo de los mercaderes cuyo único culto es la economía y el comercio, aunque eso afecte el futuro mismo del país.

En el pasado fuerzas religiosas como los fabricistas de Nueva República han apoyado proyectos contaminantes y de gran perjuicio al ambiente, como la explotación de petróleo o la minería a cielo abierto.

La federación ambiental agrega contra este proyecto: “Legalizar criaderos para la comercialización de especies en peligro llevaría más presión sobre estos animales y plantas ya que tendrían que ser extraídos constantemente de sus hábitat para alimentar la cadena de reproducción de individuos en cautiverio. Es decir, la reproducción en cautiverio para fines comerciales no es posible sin depredar los ecosistemas”.

En los últimos días circulan en redes imágenes de campañas en contra de este expediente:

El proyecto de Feinzaig tiene gran oposición.
También las juventudes del PAC se oponen

Sobre el autor del contenido

1 thought on “Protectores del ambiente: Proyecto de Feinzaig pone en extinción la riqueza natural del país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.