8 de febrero de 2023

Presidente atacó a la fiscala: “Debió inhibirse del caso porque fue subordinada de Baruch”

Además de inhibirse del caso, el presidente Chaves hizo varias acusaciones a la Fiscalía.

Comparta en


La fiscala debió inhibirse del caso

El presidente Rodrigo Chaves, haciendo eco del discurso emitido por Pilar Cisneros en el plenario legislativo, acusó a la Fiscal Adjunta de Delitos Económicos, Criss Cecil González, quien estuvo a cargo de la investigación por presunto fraude fiscal en contra el Banco BCT de Leonel Baruch.

Mencionó varias veces su nombre en la conferencia de prensa de esta tarde y afirmó que debió inhibirse del caso asignado porque ella fue subordinada de Leonel Baruch cuando el banquero fue Ministro de Hacienda, en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez, de 1998 a 2001.

El mandatario también sostuvo que la fiscala asignada actuó con inusual eficiencia, porque solicitó la desestimación del caso en pocos meses, cuando -según el presidente- eso dura incluso años para ser investigado.

También Chaves Robles dijo que el caso no ha sido desestimado, porque un juez no lo ha decidido, además de que puede ser rehabilitado por el Ministerio de Hacienda cuando lo desee y tenga nuevas pruebas o elementos probatorios que considere necesarios.

El ministro de Justicia y Paz, Gerald Campos, solicitó a la Procuraduría mantener el caso abierto, porque considera sospechoso el actuar de la funcionaria y porque se trata de una supuesta defraudación al estado por ¢11.000 millones. La Procuraduría estudiará el caso para analizar qué procede, pero alegó que se le había enviado una documentación incompleta.

El discurso de Chaves fue claramente acusatorio con un mensaje capcioso para generar duda sobre la honorabilidad y decencia del trabajo que realizó la Fiscalía con el caso en cuestión.

La situación nació cuando el Ministerio de Hacienda dio a conocer un caso de supuesta evasión fiscal al que calificó como un “mega caso” que implicaba al Banco BCT. Luego se supo que la fiscala a cargo del caso había solicitado que fuera desestimado, pero aún así Hacienda lo anunció y la Fiscalía luego informó que se trataba del Banco BCT, y que el caso estaba desestimado por ese organismo.

Según el presidente la fiscala trabajó con toda celeridad e incluso durante días feriados, a principios de enero, cuando las instalaciones del Poder Judicial permanecen cerradas al público. El presidente dejó entrever que la actuación de la funcionaria fue cuestionable.

Los diputados en el plenario criticaron hoy que el ataque a la Fiscalía por parte del presidente corresponde a una intencionalidad de debilitar las instituciones que son pilares de la democracia y la legalidad, como afirmaron Ariel Robles, Dinorah Barquero y Francisco Nicolás en la Comisión de Financiamiento de Partidos Políticos esta noche.

La fiscala González se defiende

Horas después la Fiscalía envió un comunicado donde Criss Cecil González explicó que ella trabajó los primeros días de enero porque la Fiscalía de Delitos Económicos estaba obligada a hacerlo este año por acuerdo del Consejo Superior del Poder Judicial.

Ella fue seleccionado por las autoridades del Poder Judicial para laborar del 2 al 6 de enero, en período de vacaciones para la mayoría del personal, mientras que el otro fiscal lo hizo del 26 al 30 de diciembre.

González puntualizó que como parte del trabajo para esos días fue asignado para esos dos fiscales “redactar y plantear los requerimientos conclusivos de casos que estaban en condiciones de ser resueltos, los cuales fueron determinados de forma libre e independiente en el mes de diciembre, por parte de cada fiscal de nuestra oficina, entre los que se encontraba el expediente 22-000070-0621-PE”.

La fiscala explicó que la solicitud de desestimación se realizó porque al pedir prueba a Panamá le fue rechazada porque la causa es anterior a 2019, cuando en ese país no se consideraba un delito penal el tema en cuestión.

“Lo anterior significaba que la Asistencia Penal Internacional no resultaba viable, toda vez que los hechos delictivos investigados en Costa Rica no estaban sancionados penalmente en Panamá, es decir, que estaba ausente la doble incriminación requerida para su tramitación y diligenciamiento y por ende, esto no permitiría seguir con la investigación de la denuncia al no tener elementos para contrastar la maniobra defraudatoria denunciada”, agregó.

También refutó que fuese subalterna de Leonel Baruch cuando fue funcionaria en la Dirección Jurídica de ese ministerio desde 1999 e indicó como jefa suya a Dagmar Hering en aquel momento. Al año siguiente solicitó permiso sin goce de salario para estudiar una maestría mediante una beca que le fue otorgada.

“No tengo amistad ni enemistad manifiesta con el denunciado, a quien ni siquiera conozco ni tampoco trabajé de manera directa con él, comunicó.

Leonel Baruch anunció que interpuso un demanda contra el ministro de Hacienda, Nogui Acosta, y dos jerarcas más de ese ministerio: la viceministra de Ingresos, Priscila Zamora, y el director de Tributación, Mario Ramos.

Los delitos que acusa Baruch son de abuso de autoridad, difusión de información falsa y suplantación de páginas electrónicas.

“No es propio de un régimen democrático hacer uso de la institucionalidad del Estado ni de los recursos públicos para actuaciones criminales con fines oscuros, que lejos de buscar el bien común, busca atacar a quienes considera sus enemigos”, comunicó Baruch mediante un comunicado público.

Dijo además que ha sido atacado violentamente desde redes sociales por los seguidores de Chaves, dada su condición de presidente de CRHoy.

Comparta en