Presidente alemán visita Ucrania de sorpresa y reitera apoyo para reconstrucción

Tanto Ucrania como Rusia se acusan mutuamente por pretender usar bombas sucias. Aquí el detalle a hoy del conflicto.

Comparta en


El presidente federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se reunieron ante una visita sorpresa del primero a la capital de Ucrania.

Editorial culturacr 1

Según informaron los medios internacionales, el alemán habló de una “contribución decisiva para construir y fortalecer nuestra Europa común”, de manera que le reiteró a Zelenski que espera su ingreso pronto a la Unión Europea.

El antiguo miembro de la Unión Soviética estaba a punto de firmar su ingreso cuando enfrentó la invasión de Rusia, pero ahora se intensificó el proceso y Steinmeier planteó que su visita es “una señal clara a Moscú: su guerra no nos dividirá, nos acercará aún más como alemanes, ucranianos y europeos”.

Conversaron sobre la reconstrucción de la región de Chernígov, al norte del país. “Mi mensaje a los ucranianos es: no es que estemos solo de su lado, seguiremos apoyando a Ucrania económica, política y militarmente”, dijo Steinmeier.

Plan para reconstruir Ucrania

Esta visita sorpresa se da justo cuando en Berlín el canciller Olaf Scholz pedía un “Plan Marschal del siglo XXI” al abrir una conferencia de reconstrucción para el país del este europeo.

“Lo que está en juego es nada menos que la creación de un nuevo Plan Marshall para el siglo XXI, una tarea generacional que debe comenzar ahora” e implicará el esfuerzo de la comunidad internacional, indicó Scholz.

La reunión, convocada por Alemania como país que ejerce la presidencia rotatoria del G7 y por la Comisión Europea (CE), congregó a responsables políticos y expertos en Berlín.

Además, el canciller alemán subrayó que “esto no es una conferencia de donantes”, sino algo “más fundamental”.

“Apoyar ahora a Ucrania es apoyar a un futuro miembro de la Unión Europea”, insistió Scholz. “En esta conferencia tenemos que tomar una decisión sobre la ayuda para cubrir el déficit presupuestario del próximo año para Ucrania”, explicó. Se estima en $38.000 millones el dinero necesario con ese propósito.

“La reconstrucción de Ucrania no puede esperar al final de la guerra. Ucrania necesita aquí y ahora apoyo para pagar a los maestros, a los soldados, a los policías o las jubilaciones”, afirmó.

Según el Banco Mundial, la reconstrucción del país costaría cerca de $350.000 millones.

En los últimos días tanto Kiev como Moscú se acusaron de usar o pretender usar “bombas sucias“, que no son bombas nucleares, pero puede generar radioactividad en 40 manzanas a la redonda, con pocas muertes inmediatas, pero grandes daños en la salud humana y largo tiempo para descontaminar las áreas afectadas.

Mientras tanto, Rusia ataca con los drones iraníes para dañar las conexiones eléctricas y de energía, aunque son interceptados por la defensa aérea ucraniana pero, según el Ministerio de Defensa británico, “un tercio sigue alcanzando sus objetivos: instalaciones de infraestructuras críticas, así como zonas residenciales”.

“Los rusos utilizan entre veinte y treinta drones kamikazes iraníes contra nosotros cada día”, dijo el primer ministro del país, Denys Shmyhal, al diario alemán FAZ. Shmyhal advirtió de un “tsunami migratorio” si las tropas rusas siguen atacando y destruyendo infraestructuras civiles. “Quieren quitarle a nuestra población la electricidad, el agua y la calefacción en invierno”, dijo.


Con información de DW.

Comparta en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.