Polémica en Ciudad de México por el mural de una artista estadounidense

Hay personas que incluso aseguran saber quién está detrás de la fatal pintada: se echó la culpa a un tal Zombra Legend.

Los actos vandálicos siempre son objeto de críticas, pero el caso del mural de Sarah Andersen conmovió a la capital mexicana. Cinco días tardaron en estropear la obra de esta artista que quiso compartir su arte con México. Las reacciones de las redes sociales no se hicieron esperar.

Las redes sociales denunciaron el acto de un desalmado que estropeó un mural recientemente pintado en la capital de México por una artista estadounidense.

El 29 de enero, Sarah Andersen publicaba en Twitter imágenes de la pintura que había realizado en la calle de Mérida de la colonia de Roma, en Ciudad de México.

La iniciativa formaba parte del proyecto Internet Walls, en el que, bajo el auspicio de Pictoline, varios artistas daban rienda suelta a su creatividad para hacer murales como el que mostramos. La iniciativa es apoyada por Samsung y TikTok.

“¡Pinté un mural en la Ciudad de México!”, comentaba con entusiasmo la artista, que añadía que “¡me encantará ver tus fotos al lado del mural!”.

Al cabo de poco tiempo el mural amaneció así:

Ante esta estampa, los usuarios de las redes no tardaron en mostrar su descontento por lo ocurrido.

Algunos internautas relacionaron el incidente con la mentalidad mexicana y con las actitudes de algunos individuos, que insisten en echar por tierra lo que es suyo y no valoran lo que tienen, mientras que otros calificaron el acto vandálico como una acción de odio y machismo contra la estadounidense.

Por otro lado, hay personas que incluso aseguran saber quién está detrás de la fatal pintada: se echó la culpa a un tal Zombra Legend. Parece que la persona que se esconde tras ese nombre ya causó ciertas molestias a los locales de Ciudad de México, por lo que podemos leer en algunos tuits como el siguiente:

La parte más bonita de este tipo de sucesos es sin duda la solidaridad que ante estos aflora entre las personas con más conciencia de civismo. Pudimos comprobar cómo algunos locales acudieron al muro para limpiarlo e intentar rescatar su belleza original.

Por ahora se recuperaron dos de los personajes y un gato de la pintura original, pero aún habrá que trabajar duro para limpiarla por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *