Poesía: Como quien toca el silencio

“Esta antología que hoy nos ocupa, más que un personal mosaico variopinto, constituye quizás un único libro extenso y prolongado en el tiempo”, Ana Istarú.

Edmundo Retana reúne en una antología personal lo mejor de su poesía publicada en cuatro libros desde 1991.

Ana Istarú dice de la poesía de Retana que se trata de una pluma sedienta de tristeza, que “reivindica desde sus inicios el empleo de un lenguaje llano y esencial, evitando la concurrida tentación de echar mano a términos artificiosos o “literarios”, en un riguroso compromiso por revelarnos la belleza oculta en los ámbitos más humildes de la cotidianidad”.

Libro será presentado en la Biblioteca Nacional el próximo 5 de noviembre, desde 5:30 pm.

Y uno entiende que la autora del prólogo de “Como quien toca el silencio” (EUNED, 2018) acierta cuando lee:

Clic en la imagen para comprar el libro

ELOGIO DE LA TRISTEZA

Te conocí en los bares
mirando pasar a las muchachas
que colmaban el siglo
de palomas mensajeras,
llegando al mar,
la plena certeza
que te llevaría en mi sien
como un disparo.

“Esta antología que hoy nos ocupa, más que un personal mosaico variopinto, constituye quizás un único libro extenso y prolongado en el tiempo, en el que los mismos temas iniciales de la primera publicación se reiteran en los poemarios posteriores, temas impregnados de una sempiterna nostalgia”, escribe Istarú, la poeta y dramaturga costarricense.

Retana es indudablemente un poeta de la tristeza cotidiana y la nostalgia, pero en su libro las imágenes por su ingenio irónico y su belleza clásica hablan más de una aceptación que de un reproche: “Parecés un ciego / tocando puertas / como quien toca el silencio. / Parecés un ebrio, rencoroso, / al que le crece la ternura / como una ponzoña.

En la sección del libro “Pasajero de la lluvia”, Retana intenta la poesía en prosa y sale airoso, con imágenes también nostálgicas que lo transportan, principalmente, al pasado.

Este es un poemario que trasciende, que reúne y que quiere quedarse por méritos propios. Es la poesía que se logra a sí misma sin artificios -como bien indica Ana Istarú- y sin necesidad de rebuscar en las palabras lo que no se sabe decir en el pensamiento.

En un tiempo de poesías que no dicen, que no saben decir, o que dicen tonterías jugando a la irreverencia, leer a Edmundo Retana es refrescante y esperanzador para la poesía.

Dice el proverbio hindú que “cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio”. Es así entonces como sin poses, sin arte contemporáneo vacío de sentido, sin amalgamas lingüísticas, “Como quien toca el silencio“, en realidad toca más que el silencio.

Quizás, paradójicamente, bastaría decir con Shakespeare que es “es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras”. Quizás entonces se trata de ser rey de tus palabras cuando ellas sean mejores que el silencio. Retana así puede entenderlo con esta antología bien lograda.

El libro puede conseguirse al módico precio de ¢2.200 (más envío) vía online en este enlace y también puede comprarse en cualquiera de las 12 librerías físicas de la Editorial UNED.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *