Pese a predicción de ex ministro Chaves y oposición el déficit cerró en 8.34%

Ministro de Hacienda Elián Villegas destacó los esfuerzos para la contención del gasto en varios apartados importantes.

El ex ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, así como partidos de oposición, habían predicho en varios programas donde fue invitado que el déficit fiscal del Gobierno cerraría en 11,57%.

Sin embargo, la cifra proyectada por Hacienda estaba en 9.2% para el cierre del año, pero el número final fue de 8.34%, menor a lo proyectado por la entidad y más aún menor a la predicción que la oposición defendió.

Así lo informó Elián Villegas, el actual ministro de Hacienda, quien detalló que el déficit financiero de 2020 cerró en ¢2.906.194 millones (un 8.34% del PIB), pero superior al del año 2019, que cerró en 6.94 del PIB (un 1.4% más).

La proyección del déficit fiscal se prevía muy elevado por los gastos en que tuvo que incurrir el gobierno a raíz de la pandemia, así como a la disminución de ingresos del estado por concepto de impuestos a raíz del decrecimiento de la actividad económica. No obstante, Villegas hizo énfasis en que hubo contención del gasto del gobierno central con una reducción de 2.51%.

“Ese decrecimiento del gasto presentado en el 2020 es la primera reducción que se genera en los últimos años”, expresó el jerarca.

¿ALGO MÁS?

La riqueza natural de Costa Rica vale $845 mil millones y anualmente el 23% del PIB

Talibanes controlan ahora una fortuna en reservas mineras de litio y tierras raras

Ministerio Público: ‘Es casi imposible detectar relación de dineros sucios y política’

Un año y dos meses después el MEIC sin reglamento para ‘Ley contra usura’

Gobierno busca cambiar deuda cara por barata mediante nuevo crédito de $500 millones con el BID

Además, el ministro destacó que el gasto corriente del 2020 fue muy inferior al de 2019 (de 9.4% a 1,5%), una cifra menor a la máxima establecida en la regla fiscal para el 2020 (4.67%). Según Villegas, eso permitió reducir el déficit aún más con un ahorro del 0,65% del PIB.

Finalmente resaltó que los salarios del sector público no crecieron como los años anteriores y hubo menos transferencias a instituciones del estado.

Para el Ejecutivo es un triunfo, porque la pandemia por coronavirus estableció condiciones inéditas que deterioraron la economía y, con ello, una fuerte disminución por parte de los ingresos. El déficit fiscal es la diferencia entre los ingresos y los egresos en la administración del dinero del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *