Paleta de grises: ¡Nació un peón o nació una cocinerita!

En el Guanacaste de las grandes haciendas, el nacimiento de un recién nacido era anunciado indicando de una vez cual se suponía iba a ser su futuro: “nació un peón o nació una cocinerita”… ¿Habrá cambiando eso en la actualidad?

PALETA DE GRISES. En el Guanacaste de las grandes haciendas, el nacimiento de un recién nacido era anunciado indicando de una vez cual se suponía iba a ser su futuro: “nació un peón o nació una cocinerita”, según fuera el nacimiento de un hombre de un hombre o de una mujer. ¿Habrá cambiando eso en la actualidad?

Gran parte de lo que el actual territorio de Guanacaste fue forjado por la actividad ganadera. Hace más de 80 años atrás, las poblaciones obtenían su sustento de esta actividad económica. Así que gran parte de la población trabajaba en las grandes haciendas ganaderas.

Tal era el estigma, al mejor estilo de “El mundo feliz” de Aldous Huxley, donde desde el nacimiento los seres humanos eran clasificados de acuerdo a su nivel intelectual, entre alfas, betas (los más calificados) y deltas y epsilones (los menos calificados).

En Guanacaste ha costado muchas décadas tratar de dejar ese estigma de “peones” y “cocineritas” y es triste ver que todavía hay personas que, desde otras regiones del país, y algunos desde la nuestra propia, nos siguen viendo de esa manera.

PALETA DE GRISES
¿Sos realmente feliz?

Guanacaste ha dependido, en la mayor parte de su historia, de las actividades agrícola-ganaderas, y ahora más recientemente del turismo. Y hay quienes dicen que aun con la llegada del turismo, no ha habido mucho cambio, nada más que pasamos de ser peones agrícola-ganaderos a “peones” en ese sector.

Una forma de acceder a empleos mejores pagados es mediante la educación, pero hay una queja de las empresas que se instalan en la región en el sentido de que la formación que estamos dando a nuestros estudiantes no responden a las necesidades actuales de estas empresas. El inglés, así como el uso y conocimiento de las tecnologías de punta y la innovación en los procesos de producción, es ahora un requisito exigido por estas empresas.

PALETA DE GRISES
La curva normal
de los intereses sociales

Con alegría deberíamos tomar en la provincia, en particular, y en el país, en general, que la educación esté virando hacia el uso de tecnologías modernas e innovadoras y el dominio del idioma inglés. Pero es triste cuando vemos que los principales interesados en esto, quieren seguir pariendo y formando “peones” y “cocineritas”.

Y si bien ambos son empleos nobles, también es cierto que son trabajos muy duros y muy mal pagados, y es por eso, que muchos padres desean que sus hijos no sigan ese camino. Por eso es difícil entender como estos padres son cómplices de un futuro de trabajos duros y mal pagados para sus hijos.

LEA TAMBIÉN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook