Otro deceso “atípico”: Hombre cartaginés detectado post mortem es el n° 22 (de 23 en total)

Preocupa a las autoridades que las personas, por vergüenza social o los extranjeros por miedo a ser deportados, estén ocultando que contraen la enfermedad.

Un hombre de 51 años, cartaginés, que murió con “diagnósticos presuntivos” de “infección respiratoria aguda grave, neumonía/bronconeumonía”, fue detectado con Covid-19 post mortem y se “deriva” como el deceso 22 por esta enfermedad.

El hombre se encontraba en la morgue del Organismo de Investigación Judicial y falleció desde el 2 de julio.

“No se cuenta con el detalle de factores de riesgo, ni fecha de inicio de síntomas”, informaron las autoridades.

Al igual que la mujer alajuelense, el hombre falleció en su casa de habitación y en este caso se presume que habría ocultado su condición. El fallecimiento 19 también se trató de un joven extranjero proveniente de una cuartería que no se trató a tiempo y cuando llegó al Hospital San Juan de Dios llegó en shock y murió.

La noche anterior se dieron dos decesos, el 20 que se trató de un hombre extranjero de 43 años, hipertensión arterial y diabetes como factores de riesgo. Murió en el Hospital Calderón Guardia, donde estaba hospitalizado desde el 16 de junio, 3 días antes se le detectó la enfermedad.

El 21 se anunció hoy por la mañana de un hombre de 81 años, costarricense que residía en el extranjero. El deceso ocurrió en el CEACO, donde se encontraba internado desde el 30 de junio en la unidad de cuidados intensivos, procedente de La Cruz de Guanacaste. El hombre fue diagnosticado con COVID-19 el 28 de junio.

Según se informó, el fallecido padecía de diabetes, hipertensión arterial, anemia y tenía un antecedente de carcinoma epidermoide, todos factores de riesgo ante el COVID-19.

Horas después se dio la pérdida 23, se trata de una mujer de 92 años, costarricense, que se encontraba internada en el Calderón Guardia desde 4 de julio y un día después se le detectó el virus. La adulta mayor tenía enfermedad pulmonar grave e incidente neurológico.

El ministro de Salud anunció la conformación de una comisión de análisis de los casos de fallecimiento para determinar si la Covid-19 es la causa de todas las muertes.

Miedo social y deportación

Preocupa a las autoridades que las personas, por vergüenza social o los extranjeros por miedo a ser deportados, estén ocultando que contraen la enfermedad, lo que provoca muertes “atípicas” en sus lugares de habitación como cuarterías o casas.

El Dr. Román Macaya ayer hizo un llamado vehemente para que las personas con síntomas acudan de inmediato a los centros de salud y pidan la prueba, porque eso puede salvarles la vida. En una condición de descompensación o insuficiencia respiratoria la prospección es peor, detalló el jerarca de la CCSS.

Por otra parte, estas muertes y la inminencia de la transmisión comunitaria está provocando que las personas actúen erráticamente y pongan en riesgo a otras personas por negligencia o una actitud rebelde y peligrosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *