6 de febrero de 2023

Dictadura de Daniel Ortega ofrece al obispo Álvarez exilio o prisión

El obispo y monseñor Rolando Álvarez, máximo representante de la Iglesia Católica en Nicaragua tiene detención domiciliaria.

Comparta en


(EUROPA PRESS) – El Gobierno de Daniel Ortega ha ofrecido al obispo Rolando Álvarez, retenido por las autoridades de Nicaragua en su domicilio desde el mes de agosto, exiliarse o ingresar en prisión, según ha informado el obispo hondureño de Danlí, José Antonio Canales, al diario ‘La Prensa’.

“Las noticias que nosotros hemos tenido es que a monseñor Álvarez -máxima autoridad de la Iglesia Católica en ese país- le han ofrecido la libertad, pero fuera de Nicaragua.

Lo que no quieren es voces críticas”, ha explicado al citado diario, agregando que el obispo “prefiere” permanecer en el país antes que “darle gusto al régimen”.

Obispo sin libertad de expresión

El pasado martes el Gobierno nicaragüense prolongó su arresto domiciliario después de que el obispo asistiera a un juicio en los juzgados de Managua, donde se le acusó de “conspirar para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

El Parlamento Europeo expresó el pasado mes de septiembre su condena de la espiral de violencia en Nicaragua contra miembros de la Iglesia Católica en una resolución que denunciaba la situación de Álvarez, una de las voces más críticas dentro de la Iglesia con el Ejecutivo de Ortega Saavedra.

El Gobierno del país ya impuso otro bloqueo al monseñor en mayo de 2021, cuando se refugió en una iglesia en Managua, que fue sitiada por la Policía Nacional. Recientemente denunció el cierre de diez emisoras católicas de la Diócesis por supuestamente no tener permiso para operar.

El Gobierno de Ortega acusa a la Iglesia Católica de fomentar la movilización ciudadana que estalló en 2018 y en las últimas semanas ha endurecido la persecución sobre organizaciones y líderes religiosos.

BOLETÍN GRATUITO:


El secretario general de la ONU, António Guterres, también se mostró “preocupado” por la represión.

El obispo ha sufrido instigación y aprehensión permanente para que no pueda tener libertad de expresión y de movimiento, en sus manifestaciones sobre las injusticias que el régimen demuestra contra cualquier tipo de oposición que se manifiesta en Nicaragua. La prensa no oficialista, así como la oposición, funcionan ya desde el extranjero.

El régimen orteguista presenta desde hace muchos años persecución contra representantes de la Iglesia Católica, como cualquier otro personaje que se le oponga.

Comparta en