“My brilliant friend”: Paralelos sobre los libros, el amor y otras pasiones juveniles en extinción

¿Cuándo nos identificamos tanto con una producción cinematográfica que nos parece haber vivido cada escena?

RESEÑA. ¿Cuándo nos identificamos tanto con una producción cinematográfica que nos parece haber vivido cada escena? Cada quien tiene su propia respuesta. Yo me quedo con Elena y su amiga Lila.

Hacía rato no me sentía tan incluido en una serie como con “My brilliant friend“. Una niña, y luego una joven, inquieta y amante de los libros y el conocimiento. Lo que debe enfrentar en un pueblo donde es un bicho raro, incomprendido y soñador. Los conflictos familiares de “pueblo pequeño, infierno grande” a la usanza latina (la serie está basada en un libro de la escritora italiana Elena Ferrante y se ambienta en un pueblo alejado de Nápoles), en medio de un machismo que desprecia todo tipo de sensibilidad, incluso la artística.

CURSO ESCRITURA LITERARIA COSTA RICA

Era el dilema entre estudiar o trabajar en el campo, gracias al esfuerzo de mi madre (y la ayuda de una tía) pude escoger la primera. Lenú (Elena) estudió por el apoyo de una gran docente, porque su madre nunca la apoyó para hacerlo. ¿Cómo una mujer iba a estudiar si sus hijos varones no? (ref: Mujer víctima y cómplice, Yadira Calvo). Su padre sí la apoyó, un punto de inflexión. Yo no tuve padre.

Es también la historia de amores platónicos que luego desaparecen, de confusión y traumas sexuales, de desencantos fuertes sobre las otras personas, mientras se crece en un ambiente hostil para quien es diferente.

La llegada a la universidad y los retos intelectuales en una sociedad de cambio, convulsa (la caída de la URSS en mi caso), alejado de la familia, de todo, construyendo una realidad propia, equivocada en mucho, sin ambiciones personales. La locura confundiéndose con la cordura en algunos espacios y lleno de temor sin más guía que aquellos libros. La ruptura con mis ideas machistas y retrógradas, y el encuentro con ideas tanto absurdas como brillantes. Siempre solo (sola), tratando de construirme de alguna manera.

Es interesante hacer esos paralelismos, porque permiten encontrar el porqué se puede uno identificar tanto con una historia de ficción (aunque autobiográfica), así como el porqué antes no entendíamos cosas que ahora se comprenden mejor. Incluso aquellas cosas que hicimos tan estúpidas y contradictorias, como seguirle el juego a algún abusador, como la espantosa escena de Elena con Donato; me declaro asqueado.

¿Quién le enseña a leer o el encanto por los libros a una niña o a un niño que crece en una familia donde no existen ni los libros ni ese encanto? Nadie, es algo mágico. Un día ese niño encuentra en las letras y en las palabras un refugio maravilloso donde puede imagina y pensar más allá de su entorno. Y ese día será definitivo, primero unos párrafos, luego la primera página, la segunda y la tercera. Y pronto estás terminando tu primer libro a los 11 o 12 años, algo que posiblemente 9 de cada 10 personas no logrará en toda su vida. Es la historia de un único y gran salto en la vida, el salto hacia la pasión por la lectura, una pasión muy particular que solamente atrapa a una fracción pequeña de gente. Y eso es, quizás, extraño.

“Mi amiga estupenda”, como la titulan en español, es una serie inusual que ha enamorado a muchas personas, incluso a quienes no tienen esa pasión por los libros; quizás porque los italianos no son tan diferentes a la sociedad latinoamericana. Yo no tuve un amigo (o una amiga) brillante, pero tuve buenos amigos, porque quizás mi amigo brillante es el que yo me imaginé durante muchos años, mi alter ego intelectual, uno que quizás necesité para construirme a mí mismo.

Pero también es una serie que explora los límites de la amistad, los juegos de la amistad e incluso el encuentro de quienes nunca pudieron entenderse amigos. Sí, es cierto, es a veces incluso telenovelesca, pero con temas menos clichés, menos esperados y, sin lugar a dudas, con una producción de primer nivel, con notables actuaciones.

No puedo dejar de lado que, de alguna manera grotesca -para quienes superamos muchas groserías de nuestra juventud- es una fuerte crítica sobre cómo la violencia, el egoísmo, la envidia y los resentimientos se imponían siempre. Pero incluso en ese espacio no deseado, hay un encanto que nos traiciona, el encanto de haber vivido lo mismo y haberlo pensado como algo con sentido.

Además, la serie hace recorridos por esas playas del Mediterráneo, como en el caso de la isla de Niza, donde destaca la fotografía de esa región, que conocimos a partir de la liberación sexual de los setentas, de aquellas películas italianas de los setentas y ochentas, donde el erotismo era muy mal visto, hoy más bien nos parece incluso un erotismo romántico y cliché.

Una fascinante serie, a veces lenta, pero con escenas muy bien logradas, con una ambientación inequívoca (construyeron 5 edificios y gran variedad de escenarios -“stages”- para recrearla) y, además, con un contexto histórico concreto y lúcido. Tiene tres temporadas en HBOMax (que dicha que existen HBOMax y PrimeVideo, porque Netflix cada día peor).

Solamente buscando esas explicaciones entiendo el embeleso con esta producción.

PD: Este comentario se sostiene con la vista hasta el capítulo 5 de la segunda temporada.

Sobre el autor del contenido

1 thought on ““My brilliant friend”: Paralelos sobre los libros, el amor y otras pasiones juveniles en extinción

  1. Brillante artículo sobre una brillante serie sobre dos brillantes mujeres y un más brillante guión… ¿Qué más se puede pedir?… pues simplemente esperar por el episodio 8 que llegará este lunes 18 de abril del 2022 a HBO como todos los lunes… para contagiarnos de más y más brillantez sin duda alguna. Gracias joven Debrús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.