Museo de Brooklyn regresa finalmente colección arqueológica en piedra y cerámica

Se repatriarán 1305 piezas precolombinas que hurtó Minor C. Keith de Costa Rica, pero no fueron devueltas piezas de valor como oro o jade.

El Museo Nacional de Costa Rica recibirá más de 1300 piezas precolombinas de la colección de Minor C. Keith, quien fuera empresario estadounidense, magnate de los ferrocarriles y plantaciones de banano durante el siglo XIX  y principios del siglo XX.

Esta es una iniciativa del Museo de Brooklyn en Nueva York, que sigue el Museo Nacional de Costa Rica, y será financiada por ambas entidades. El museo costarricense pondrá esta colección a disposición de otros museos del país para préstamos temporales, de manera que pueda ser exhibida y estudiada en diferentes espacios.

El material antropológico creado en cerámica y piedra será trasladado en caja de madera embaladas para preservar mejor las piezas.

No es la primera vez que nuestro país recibe este tipo de piezas, pues la primera ocasión que el museo norteamericano trasladó otro lote fue en el año 2011, cuando en esa ocasión se repatriaron 981 piezas; con el aporte por 44 mil dólares del Instituto Nacional de Seguros.

Costa Rica vacunó ya a más de la mitad de su población contra Covid-19

Coloridos buses eléctricos ahora tendrán ruta entre San José y Alajuela

LLuvias vuelven y anegan Caribe sur desde anoche ◘ Imágenes y video

Presidencia: Solo faltan ‘unas correcciones técnicas’ y Ley de empleo público será realidad

Sin embargo, también es de aclarar que dentro de la colección que se llevó Minor Keith del territorio nacional solamente están devolviendo piezas de menor valor; las de oro y jade que son más valiosas no están en este ciclo de devoluciones.

Las autoridades museográficas del país también han venido recuperando en los últimos años colecciones que estaban en mansiones dentro de la clandestinidad.

“Completar esta colección es de suma importancia para el Museo Nacional de Costa Rica, con ella regresa una parte del patrimonio cultural de nuestro país” explicó la directora del Museo Nacional, Rocío Fernández.

Este proceso ha sido lento, pues el retorno a Costa Rica se concretó a finales del 2020, después de tres años de conversaciones para determinar aspectos técnicos de registro y catalogación, embalaje y transporte.

Importancia del retorno de estas piezas

  1. Se recupera por la voluntad del Museo de Brooklyn y no por un proceso judicial, ya que los objetos habían salido del país cuando no contábamos aún con legislación en esta materia.
  2. Son objetos que representan un momento histórico en la formación de colecciones y en el desarrollo económico, social y político del país.
  3. A los estudiosos en este campo, les brinda información sobre formas, colores, diseños y dimensiones de los artefactos que no siempre son recuperados completos en las excavaciones arqueológicas.

La recuperación de objetos precolombinos por medio de la repatriación es una práctica que permite conocer parte de la cultura material de las sociedades precolombinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *