Millón y medio de votantes decidirá estas elecciones y no son los fans partidarios

Estos y otros alcances de la encuesta del CIEP en esta amplia nota con análisis incluido.

Durante el 12, 13 y 14 de enero el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica aplicó de manera telefónica su tradicional estudio de opinión entre una muestra aleatoria de 1006 personas mayores de 18 años.

Los resultados fundamentalmente dicen que hay un millón y medio de personas en este país que todavía no toman una decisión de voto.

“Si se consideran los valores mínimos y máximos de indecisión (39% y 47% respectivamente) y se convierten esas cifras al tamaño del padrón electoral, es posible estimar que entre 1.381.000 y 1.664.000 votantes no saben por quién votar a tres semanas de las elecciones”, analiza el CIEP en su estudio.

El CIEP explica que para obtener el resultado de millón y medio de personas sin candidatura se calculó que el padrón electoral está compuesto por 3.5 millones de electores. “Los sondeos de opinión pública coinciden en que aproximadamente una tercera parte de ellos piensa abstenerse (1.1 millón de abstencionistas, aplicando el redondeo). Los probables votantes, entonces, serán alrededor de 2.4 millones de personas (padrón electoral menos abstencionistas). De este modo, el total de personas indecisas es la diferencia entre quienes dicen que van a votar (y están seguros de ello) y ya tienen una candidatura de preferencia y quienes sí van a votar pero no han escogido candidatura: 1.523.000 personas“.

El CIEP calcula primero la intención de votar que existe en las personas, lo que sería equivalente al abstencionismo. En estudios anteriores ese porcentaje rondaba el 35% de personas que indican que definitivamente no votarán o posiblemente no votarán. No obstante, en esta oportunidad ese porcentaje bajó a un 13%, lo que dejó un porcentaje de 87% para determinar las preferencias de voto.

Espacio político pagado.

Los resultados obtenidos

Así fue como se obtuvo que hay un 43% de personas aún indecisas, que no saben por quién van a votar el próximo 6 de febrero.

Los datos de la encuesta arrojan que un 16,8% votarían por Figueres, un 15,1% por Saborío, un 8.5% por Alvarado, un 5.9% de Villalta, un 5,4% de Chaves, un 1.5% de Araya, un 0,8% de Feinzaig, un 0,6% de Ramos y los demás por porcentajes menores dentro del margen de error.

Este gráfico es particularmente interesante para analizar el comportamiento y tendencias de los 5 candidatos con mayor preferencia de voto.

Según el gráfico todos los candidatos venían subiendo poco a poco, pero Figueres se desinfló un poco en noviembre, al igual de Alvarado. Chaves y Villalta venía en una tendencia al crecimiento de agosto hasta diciembre, pero en enero el desgaste hizo mella y apenas se mantienen en sus número de diciembre dentro del margen de error. Saborío era la que más crecimiento traía desde agosto, pero en enero también cae un poco en su apoyo.

Según las tendencias pareciera que hasta el 14 de enero (último día de aplicación de la encuesta) todos los candidatos llegaron a su techo y solamente Fabricio Alvarado parece estar crecimiento constante, aunque también está dentro del margen de error.

Pero hay un dato más que pone a Fabricio Alvarado en una situación de fragilidad y volatilidad frente a los demás: es el candidato que menos votantes tiene dentro del rubro “totalmente decididos a votar” en un 75%, mientras tiene un 25% de quienes tal vez vayan a votar. Los demás candidatos ostentan un cifra cercana al 90%.

Otro de esos datos relevantes que da a conocer este estudio tiene que ver con la intención de la gente de recomendar su candidato a otras personas; el resultado indica que 3 de cada 4 (77%) sí lo harían.

“Además, se les preguntó si antes respaldaba a una opción partidaria diferente. El 17% de las personas entrevistadas reportó que sí cambió de preferencia y, al indagar a quién apoyaba anteriormente, la lista la lideran José María Figueres del PLN con el 23%, Fabricio Alvarado de NR con el 21% y Welmer Ramos con el 20%”, reportó el estudio.

Quiénes son los indecisos

Entre esos 5 candidatos juntos suman un 50% exacto, mientras que hay un 43% de indecisos. Eso nos dice con toda claridad que los indecisos mandan y que posiblemente estén tomando su decisión unos días antes, el mismo domingo 6 de febrero e incluso frente a la papeleta.

El estudio del CIEP aporta la siguiente información para tomar en cuenta:

“Entre las personas indecisas sobresalen las mujeres, las personas empadronadas más jóvenes (18-34 años), los que reportan nivel educativo de secundaria y quienes habitan en Puntarenas, Limón y Cartago.

Por otra parte, entre las personas seguidoras de José María Figueres del PLN sobresalen hombres, con 55 años o más, con educación primaria, habitantes de la provincia de Alajuela y Limón.

En cuanto a las personas que simpatizan con Lineth Saborío del PUSC, sobresalen hombres, con 55 años o más, con nivel educativo de primaria y residentes de Heredia y Cartago.

En lo que respecta a las personas entrevistadas que apoyan a Fabricio Alvarado, se trata principalmente de hombres, con 55 años o más, con nivel educativo de primaria y que viven en Puntarenas y Limón. Este perfil contrasta con los apoyos recibidos por este mismo candidato en la primera ronda de 2018, en la que obtuvo mayores respaldos entre votantes más jóvenes y de localidades urbanas.

Además, las personas que respaldan a José María Villalta son hombres, jóvenes entre 18 y 34 años, con educación universitaria y que habitan en Heredia y Cartago.

Finalmente, entre los entrevistados que dicen apoyar a Rodrigo Cháves sobresalen hombres, con edades entre 35 y 54 años, con educación universitaria y que residen en Alajuela y Limón.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: