Más detalles de terror en Panamá: “Mesías” mató sus propios nietos por mensaje de Dios

El Mesías había tenido puestos políticos y regresó con un mensaje divino a salvar a su pueblo de los pecados.

Como parte de los avances de investigación, se logró determinar que la base del ritual era agredir y socavar la voluntad de los miembros para que se arrepintieran de sus pecados, o tendrían que morir.

Según las pesquisas del fiscal a cargo, Rafael Baloyes, tanto las víctimas como victimarios tenían relaciones familiares y que todos los autores del suceso son de origen Ngäbe, al parecer influenciados por algún fanatismo protestante de origen cristiano.

Se presume que los ahora imputados, quienes asisten a su primera audiencia ante los juzgados respectivos hoy a las 2 pm, habrían sido influenciados por prácticas fanáticas o bien habrían interpretado de manera violenta los mensajes pentecostales, donde acudía su máximo líder.

“Se conocían, eran parte de la comunidad y tenemos información de que esta religión no se estaba practicando anteriormente”, aseguró Baloyes a los medios de comunicación.

El Mesías político

Uno de ellos se autodefinió como “El Mesías” y dijo que “Dios le había mandado un mensaje y era salvar al pueblo de sus pecados”, según relató Baloyes.

“El Mesías había tenido puestos políticos y regresó a la comunidad porque había tenido un mensaje divino”

El culto empezó 3 meses atrás, pero las muertes habrían sido recientes. El líder máximo, Mario González, se había ausentado por un mes del poblado de “El Terrón” -donde sucedieron los hechos-, pero cuando regresó indicó que traía un mensaje de Dios.

Destaca el caso Mario González Blanco, abuelo de varias de las víctimas, quien se autoproclamó como “El Mesías” de la iglesas “La Nueva Luz de Dios”. Se presume que el señor de unos 60 años mató a sus propios nietos, nuera y otros miembros del culto.

González además destaca porque había tenido puestos políticos, había sido corregidor y candidato a un cargo directivo como parte del “Panameñismo”.

Las torturas

El fiscal Baloyes planteó a La Prensa de Panamá, que las 15 personas rescatadas “estaban siendo maltratadas. Había una mujer desnuda. Todo era para quitarles la vida si ellos no se arrepentían de sus pecados. El día anterior ubican una familia, llevan a esta familia para celebrar el culto. Y masacran, maltratan y matan prácticamente a la familia entera. Se trata de cinco niños y la madre embarazada. También fue asesinada una vecina que es menor de edad”.

“Se escuchaban gritos desgarradores del rancho-iglesia forrado con hojas de tallos. Le quemaban la boca a los fieles con tizones, le propinaban golpes con objetos contundentes, la Biblia y hasta con machetes, para expulsarle los demonios”, relata el diario “La Crítica” de Panamá, según versiones de testigos.

Aparte de las acusaciones por asesinato, secuestro y agresiones, el fiscal no descarta también violación porque encontró a las víctimas desnudas.

En lugar había un chivo muerto, machetes y otros objetos con los que torturaban. Se informó también que los golpeaban con la misma biblia, para que se arrepintieran.

LEA TAMBIÉN:

“Los feligreses eran atados de manos y pies… posteriormente el pastor se paraba frente a ellos y con una biblia en la mano y un machete en la otra les pedía que vomitarán el demonio, quien no vomitaba, seguía siendo golpeado”, agrega “La Crítica”.

Entre los detenidos figuran Mario González Blanco (pastor), Amadio González Blanco, Marcelo Medina, Robert Flores, Abder González y Yaniel Rodríguez Blanco.

También hay menores de edad dentro de los detenidos.

“Siento una tristeza total… a mi personalmente me da mucho dolor, saber que en un área inhóspita se registren hechos como éste, situación que me pone a reflexionar”, expresó Laurentino Cortizo, presidente de Panamá.

Pronto más información, suscríbase.

SONDEO:

¿Está usted de acuerdo con mezclar política y religión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *