‘Mariachis’ y evangélicos quisieron revivir pesca de arrastre pero su idea no prosperó en el Congreso

No prosperó el resello al veto presidencial contra la pesca de arrastre y el proyecto queda finalmente enterrado en esta legislatura.

Hoy un grupo de diputados quiso resellar el veto presidencial a la “Ley de pesca de arrastre”, pero la idea no prosperó y solamente logró 12 votos a favor de algunos diputados evangélicos y del PUSC.

El presidente Carlos Alvarado había vetado la ley meses atrás, a pesar de que la Asamblea Legislativa había votado mayoritariamente a favor de esa ley tanto en primer como en segundo debate.

Votaron a favor de esta idea los fabricistas Harlam Hoeppelman, Nidia Céspedes, Carmen Chan e Ignacio Alpízar, así como Carlos Avendaño, Aracelly Salas y Xiomara Rodríguez de Restauración Nacional. A este grupo de evangélicos que llegaron al Congreso con Fabricio Alvarado, se sumaron los ‘mariachis’ Heriberto Abarca, María Inés Solís y Óscar Cascante, así como el independiente Dragos Dolanescu y el Republicano Social Cristiano Otto Roberto Vargas.

El resto diputados de esos mismos grupos que quisieron revivir la pesca de arrastre no asistieron y, por esa razón, no votaron con sus respectivas fracciones.

En el caso del PUSC es importante mencionar que votaron en contra María Vita Monge y Erwen Masís, así como la diputada Shirley Díaz, quien abandonó el partido hace una semana.

1 thought on “‘Mariachis’ y evangélicos quisieron revivir pesca de arrastre pero su idea no prosperó en el Congreso

  1. LA INJUSTICIA con cara de justicia. El resello de la ley que habría permitido seguir adelante con los estudios que tenían como meta, la certificación internacional de la pesca del camarón costarricense, era imposible, pues lo “popular” y “correctamente electoral” era votar contra las familias camaroneras. Creemos que esa INJUSTICIA le corresponderá resolverla al próximo gobierno, que habrá de preocuparse por auspiciar un proyecto de ley que permita devolver el pan a la mesa de las familias que trabajaban en la industria camaronera, haciendo lo que saben hacer: pescar camarón. Y para ello ha de continuarse con la exitosa investigación que ordenara el Tribunal Contencioso Administrativo y la Sala Constitucional, tendientes a lograr la sostenibilidad certificada de la industria camaronera, como se hace en otros países, por ejemplo Surinam. Estudio hecho por científicos especialistas en biología pesquera, que entre otros, mostró cosas como las siguientes: con la nueva red AA Costa Rica, los porcentajes en términos generales se invierten entre camarones capturados y fauna acompañante. De ahí la invitación desoída que reiteráramos para los que, si tuvieron tiempo para manifestarse en contra de la pesca del camarón, también dedicaran unos minutos al menos, para que responsablemente, estudiaran los resultados del proyecto de investigación realizado por biólogos pesqueros, y así sus manifestaciones tuvieran algún sustento objetivo. Por ejemplo, los de la bien financiada campaña no se enteraron u ocultaron, que para el caso del camarón pinky la fauna acompañante fue de solo el 28,1%, frente a 71,9% de camarón. Además, con la red AA Costa Rica, no se capturó ninguna especie de peces de interés comercial en los lances de camarón fidel, y en los lances de camarón pinky, solo representaron el 0,03% del peso de la captura. Otro resultado, este en kilos, muestra que en el caso del camarón pinky, la fauna acompañante disminuyó de 114,5 k a 38,3 k, mientras que con fidel pasó de 251,5 k a 86,2 k. Recordemos que son capturas que se realizan a grandes profundidades con redes de ~20m que se ubican, para pinky entre 57 y 84 m, y para fidel entre 166 m a 234 m, donde obviamente no hay interrelación con la pesca artesanal. Lo que ha sucedido es que se ha mentido tanto, que hasta se ha ocultado que desde la década de los 80 ya se había dado en Costa Rica el colapso de la pesca artesanal, principalmente por sobreexplotación y por otras razones ajenas a la pequeña flota de camaroneros. Pero en fin, como no podemos callar ante las desgarradoras consecuencias sociales de un acto tan injusto en contra de la muy pobre comunidad de pescadores de camarón, levantamos la voz con vehemencia, al tiempo que les enviamos nuestro especial aprecio a esos hombres, mujeres y niños que están siendo víctimas de la injusticia con aroma a dólar. (FREDDY PACHECO LEÓN)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *