María Vita Monge sobre presidente Alvarado: “A mí sí me enseñaron a agradecer de verdad”

La diputada del PUSC lo calificó como “el mejor presidente en los últimos años”.

La ex diputada socialcristiana generaleña María Vita Monge volvió con sus expresiones altisonantes que confirman su notable empatía político-ideológica con la administración de Carlos Alvarado.

“Recordamos el trabajo que se hizo en el cantón de Perez Zeledón y los cantones de los Santos; y le agradecí profundamente que nunca me excluyó ni me vio como oposición sino por el contrario siempre me hizo un espacio especial“, expresó la ex congresista hoy, después de una visita a Casa Presidencial, donde participó en la firma de la Ley de Educación Financiera.

Monge Granados había dicho hace más de un año en el plenario legislativo que:

“Le va a costar mucho al próximo presidente llegarle a la altura a Carlos Alvarado”.

Hoy lo reiteró y amplió: “Realmente le doy gracias a Dios de poder reiterarle mi agradecimiento, por ser el mejor presidente de los últimos años; y sin temor a equivocarme difícilmente será superado en los próximos gobiernos“.

Según la socialcristiana “el presidente que no le tuvo miedo a viejos políticos y logró que se votará el plan fiscal; necesario para el país, cuando el país empezaba a mejorar llegó la pandemia del covid 19 y ahí vimos al señor presidente desde el día uno hasta hoy siempre preocupado por los costarricenses”.

Luego hizo un recorrido extenso para la obra del mandatario saliente del PAC y concluyó afirmando que “como a mí si me enseñaron a agradecer y a decir lo que siento; agradezco y reconozco el trabajo del señor presidente que junto a sus [email protected] logró llevar desarrollo a todo el país y sobre todo en el cantón de Pérez Zeledón y los Santos”.

Monge había expresado varias veces su determinante oposición a los grupos evangélicos y su criterio a favor del estado laico, principalmente contra el grupo fabricista y el mismo Fabricio Alvarado, a quien atacó directamente. Expresó además que las acciones de la diputada Nidia Céspedes, tristemente célebre por el ridículo que hizo al centro del plenario con una colchoneta, tenían una carga fascista peligrosa y criticó fuertemente al Congreso por su actitud con respecto al Caso Diamante: “Se tomó un vaso de ‘me vale madre“, dijo.

Sus diferencias con sus excompañeros de bancada también fueron reiteradas e incluso se le consideró como una diputada más cercana a la fracción del PAC, sin embargo, nunca renunció a la fracción ni dio su adhesión formal al partido oficialista. Al contrario, ella defendió ser realmente socialcristiana, contrario a algunos de sus compañeros.

Mensaje de María Vita Monge completo:

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.