Los evidentes ligámenes de Fabricio Alvarado con grupos antivacunas y anticiencia

Desde su candidata a la vicepresidencia hasta sus diputados, asesores y familiares se han manifestado contra las vacunas y la ciencia en múltiples formas.

INVESTIGACIÓN. Sus diputados, familiares, asesores y hasta su candidata a la vicepresidencia de la República son reconocidos antivacunas y anticiencia que forman parte del equipo y de los ligámenes de Fabricio Alvarado y su partido Nueva República.

Aquí le hacemos un recorrido por los casos más notorios, pero se sabe que todo el movimiento tiene personas que no respetan el conocimiento y la ciencia.

La vicepresidenta

Alexandra Loría es una educadora reconocida por sus manifestaciones contra la vacuna anti Covid-19 y contra los avances de la ciencia moderna. Sus expresiones en redes sociales no dejan duda sobre su clara posición en contra de las soluciones médicas.

Loría además estuvo en una campaña para evitar que las niñas de 11 años sean vacunadas contra el papiloma humano, el virus que causa el cáncer del cuello del útero y otros afines.

Campo pagado
Espacio político pagado.

Esta mujer podría llegar a ser la vicepresidenta de Costa Rica, de pasar de caldear ánimos en contra de las vacunas y la ciencia a convertirse en una decisora sobre la necesidad de la ciencia en el desarrollo y progreso de un país, así como de su bien más preciado: su salud. Pero además, tanto ella como el otro candidato a la vicepresidencia -Francisco Prendas-, van con doble postulación, es decir, tienen alta probabilidad de ser diputados de la República también.

Loría fue diputada por el Partido Restauración Nacional, donde también se pueden identificar otros antivacunas como el caso del tristemente célebre diputado Melvin Núñez Piña, quien no solamente dejó de vacunarse, sino que además acusó a la CCSS de “querer matarlo”. La CCSS reprochó la actitud del diputado, quien había sido atendido precisamente por complicaciones a raíz del Covid-19.

Cuando se separaron de Restauración Nacional y formaron un bloque aparte llamado “Nueva República” una buena parte de sus diputados se han dejado decir varias veces expresiones negando la pandemia y la capacidad preventiva de la vacuna contra el coronavirus.

El actual diputado Jonathan Prendas, hermano de Francisco, también es un ejemplo de cómo las mentiras de los antipandemia y antivacunas fueron divulgadas. Prendas fue varias veces acusado por sus reiteradas mentiras en redes sociales y sus manifestaciones en el Congreso sobre varios temas.

Prendas defendió abrir las iglesias en el momento más crudo y con más muertes de la pandemia en 2020, poniendo en riesgo a miles de personas, porque no creían en la realidad mundial del coronavirus.

Mujeres 2
Espacio político pagado

De hecho, ya Francisco Prendas había sido censurado por Facebook por difundir noticias falsas, de tal manera que esa actitud no solamente es de familia, sino de partido político, porque ya en múltiples oportunidades se acusó también a otros diputados y diputadas fabricistas de reproducir contenidos falsos.

Y ligado a este grupo, no se puede dejar de lado al asesor de la diputada Carmen Chan, David Segura, quien varias veces reprodujo mentiras ligadas a la pandemia en su Facebook. David Segura es el candidato a primer lugar por Puntarenas de este partido.

Segura es quien se dejó decir que el Gobierno espía al estilo Hitler y persigue a lo Pinochet, entre otras apreciaciones negativas por la implementación de la Upad y medidas sanitarias.

Una asesora en el tema de educación de Fabricio Alvarado, Marisela Rojas, también ha manifestado y defendido las tesis conspiracionistas que persiguen los antivacunas. La más reciente compartida de Rojas fue una publicación antivacunas de una persona identificada como “Gabriel Ramos” que presenta múltiples afirmaciones sin fuente conocida, donde asegura cosas como que “callan” a los científicos que “piensan diferente” y que en países como Israel la mayoría de muertes son de vacunados. Datos sobre los cuales no aporta evidencia de que esto sea cierto.

Aunque dijo que se retiraba de la campaña de Fabricio, luego siguió asesorando y participando de varias formas.

Uno de los cabecillas del movimiento antivacunas Covid-19, arrestado luego de que se escondió en un vehículo y fue sacado con una orden judicial, identificado como Marco Morales Albertazzi, tiene fotos con Fabricio Alvarado en marchas pro vida, particularmente en su momento contra la fecundación in vitro y otras afines.

Su ligamen con el fabricismo es más que notorio, cuando una iglesia neo pentecostal que lidera su madre -de apellido Albertazzi- es tributaria (diezma) de una red que dirige el pastor evangélico y “padre espiritual” de Fabricio Alvarado, el penosamente célebre Ronny Chaves, quien insultó a todo el catolicismo al ofender a la Virgen de los Ángeles. Un abrazo que es claramanente más que un selfie:

WhatsApp Image 2022 01 27 at 12.00.27 PM
Abrazo en marcha “Pro-vida”
WhatsApp Image 2022 01 27 at 12.09.04 PM
Morales Albertazzi enfrentando Fuerza Pública ayer en hospital de Heredia. Escupió en la cara a una oficial de la Fuerza Pública de Heredia.

Este cabecilla amenazó incluso con ir a visitar las casas de los magistrados si no atendían sus exigencias, una conducta que está tipificada con prisión por amenaza a un funcionario público y que se castigo con hasta 2 años de prisión. Pero es aún más grave si se considera que la amenaza es hacia altas autoridades del Poder Judicial.

Morales Albertazzi no era parte de los 5 detenidos que ingresaron violentamente al Hospital de Heredia, porque se escondió en el carro, pero el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, informó que el sujeto fue detenido cuando se refugiaba en un vehículo. Luego trascendió que le pusieron medidas cautelares con una tobillera durante 3 meses, porque se le considera violento y sin respeto a la ley.

El cantante Luis Alonso Naranjo, primo de Fabricio Alvarado, es otro de esos personajes que en sus redes sociales y en medios de comunicación se manifestó contra las vacunas anti Covid-19 y desdeñó el conocimiento científico en sus redes sociales. Naranjo fue uno de los que acusó penalmente al Partido Restauración Nacional por no pagarle supuestos servicios brindados a la campaña de Alvarado cuando era candidato de ese partido.

Naranjo incluso difundió información falsa en una página que dirigía para rechazar la pandemia y la atención hospitalaria. Además se opuso al uso de mascarillas para evitar el contagio por Covid-19.

Espacio político pagado

La esposa de Alvarado, la predicadora Laura Novoa -célebre porque de sus expresiones salieron las frases ramasheka talamasoa con que algunos ahora denominan al fabricismo y los evangélicos-, quien viaja regularmente predicando en otros países, también manifestó que ella prefiere la fe antes que la razón. Esa frase no tendría mayor importancia si no es porque permite visualizar algo que muchos reconocen como el trasfondo ideológico que lleva a estos grupos ideológicos en la búsqueda del poder político y económico.

La inclinación de Fabricio

El candidato Fabricio Alvarado -que va con doble postulación a diputado y presidente– se ha mantenido al margen de las declaraciones de varios de sus líderes, quienes manifestaron en diferentes momentos no creer en el efecto de la pandemia en la salud de las personas y luego asumir una posición contra las vacunas anti Covid-19. Sin embargo, sí se opuso reiteradas veces a las restricciones sanitarias para proteger la salud de las personas e incluso a la implementación del código QR para el registro de las personas vacunadas y el acceso al comercio.

No es políticamente correcto definirse como antivacunas, pero sus actos están claramente marcados e influenciados por estos grupos reaccionarios que, claramente, están dispuestos a transgredir la ley para imponer sus criterios.

Otros aliados

Shirley Díaz, quien aunque no está ligada a Fabricio Alvarado ni a su divisa política, también ha tenido claras posiciones a favor de las ideas y conservadurismo religioso que defienden los diputados fabricistas, tanto contra las vacunas y las restricciones sanitarias, como en otros temas como la fecundación in vitro, el aborto terapéutico, entre otros. En múltiples ocasiones coincidió su voto con el fabricismo en la Asamblea Legislativa.

Díaz abrió las puertas de la Asamblea Legislativa a ese mismo grupo que ayer ingresó violentamente al Hospital de Heredia.

El caso de la Defensora de los habitantes, Catalina Crespo, es también significativo, por el evidente apoyo que dieron a su nombramiento y sus actuaciones a favor de estos grupos antivacunas, a quienes ella misma -en contra del parecer de sus funcionarios especializados- abrió las puertas de la Defensoría de los Habitantes.

Marco Morales Albertazzi, hoy detenido, fue uno de quienes ingresó a la Defensoría -como lo hizo en el hospital de Heredia y otros lugares públicos- sin mascarilla y sin seguir los protocolos de salud. Sin el más mínimo respeto por las demás personas ni las normas.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.