Los cuentos propios y ajenos que son de los lectores

Son poco más de 65 relatos en un sólo libro, pero el autor afirma que “es solo una parte de lo que he escrito a partir de mi experiencia de vida”.

Escrito por Heriberto Valverde Castro, el libro “Cuentos ajenas y propios” reúne relatos de muchos tiempos diferentes que el autor ha vivido y le han contado.

“Efectivamente, el término “propios” en el nombre de mi libro sirve para calificar aquellos relatos que son producto de mi imaginación y creación, algunos a partir de hechos reales propios, como “Pericles”; algunos enteramente producto de la ficción, como “El telegrama”, “El arco iris” o “El jinete en su penumbra”; y otros por una combinación creativa de ambas materias primas, tal el caso de “ADN””, indica a Culturacr.net, el señor Valverde.

Publicado por la Editorial UNED, con más de 255 páginas, este libro es el número 184 de la Colección “Vieja y Nueva Narrativa Costarricense”, que dirige el escritor Guillermo Fernández.

Valverde Castro, quien se ha desempeñado como educador y comunicador, explica que “lo de “ajenos” por su parte busca hacerle justicia a esa fuente variopinta que tienen muchos de esos relatos escuchados por aquí y por allá, a veces en conversaciones directas, en tertulias informales, a veces recogidos incluso de manera furtiva, parando la oreja. Aunque por supuesto, sometidos a un proceso de la producción literaria que es mi sello y mi responsabilidad”.

La gran mayoría de estos relatos son cortos y muy cortos, en un mosaico de historias que podrían pasarle a cualquier o, al contrario, no ser tan comunes en las experiencias de vida.

“Efectivamente mis historias son de origen muy diverso, así que resulta difícil hablar de un común denominador, excepto el ser costarricense. Nuestra gente y sus experiencias cotidianas son las que más repiten presencia en estos relatos”, indica Valverde en esta entrevista con este medio.

Si a usted le llama la atención esta obra, puede comprarla por Internet con envío a domicilio, o bien, en las 12 librerías que tiene la EUNED en todo el país.

“Curiosamente, algunos son ajenos aun siendo de mi entera creación, porque responden a una experiencia que no podría aparecer en mi hoja de vida, como es el caso de “Innominada”, pero este cuento, siendo tan ajeno como es, por su origen, por la problemática de la que se sustenta, está en mi alma”, agrega el escritor.

¿Qué encontrará el lector en esta obra y que le llamará la atención?

“Mucho de su vida. Al menos esa es mi gran aspiración, que cada lector y cada lectora encuentre, al menos en un pasaje de alguno de los cuentos, un referente de alguna vivencia, ya sea personal, propia o de alguien cercano.  Yo espero que encuentren un libro ameno, de lecturas livianas, muchas representando un recuento de sus propias vidas, otros ajenos pero atractivos, amenos, divertidos, tristes, de suspenso; y algunos llamando a la reflexión o a la meditación”, nos comenta Valverde Castro.

Según la contraportada de la obra “el lector, amigo de los episodios del terruño desdibujados por el tiempo, disfrutará estos retazos de con todas las cicatrices de los hombres y mujeres que asoman como sombras en un viejo cinematógrafo”.

El autor, por su parte, nos expresa que el lector “también encontrará la riqueza que le da esa diversidad de que hablamos al principio. Riqueza que tiene que ver con el tema, con la trama, con la ambientación, con los sentimientos que despierta su lectura, con el desenlace. Pienso en ejemplos contrapuestos como “Chayito” y “El tío Pepe”; o como “El Peje”, “Ellas” y “La reputación”, los tres limonenses, pero totalmente distintos”.

Esta obra representa el debut como autor de literatura de ficción (en 2010 fue coautor del libro “Forjadores de Costa Rica”).

Podríamos decir que a partir de la publicación de este libro, ya finalmente esos cuentos no son del autor, ni de otros, sino de los lectores que podrán ahora disfrutarlos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook