Ley histórica para dar acceso humano al agua fue firmada por Carlos Alvarado

“Sin agua no hay economía, para aquellas personas a quienes la vida no les revela ningún significado”, expresó Paola Vega.

Hoy 5 de junio de 2020, Día Mundial del Ambiente, se firmó en Costa Rica una ley trascendental no solamente para el país, sino para el mundo, un agregado en la Constitución Política que establece el derecho humano al agua.

Se trata de la ley 9849, que adhiere un párrafo al artículo 50 y de un transitorio al título XVLLL, capítulo único, de disposiciones transitorias, de la Constitución Política.

Esta Ley de la República fue aprobada por el Congreso meses atrás y fue firmada hoy por el presidente de la República, lo que la convierte en un hecho apenas sea publicada en La Gaceta.

La firma se dio en el Parque Nacional Tapantí, un espacio ambiental protegido que es vital como reservorio de agua para los habitantes de la Gran Área Metropolitana del país, ubicado en el complejo montañoso paradójicamente conocido como “Cerro de la Muerte”.

“Costa Rica ha sido pionera en este tema porque posicionó el tema del derecho humano al agua incluso una década antes de que la ONU lo hiciera”, comentó la diputada Paola Vega, impulsora de la iniciativa que, como explicó, tiene más de 2 décadas de intentarse en la Asamblea Legislativa, hasta que finalmente se logró.

Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Ambiente y Energía (MINAE), comentó la historia desde donde nació la inquietud por llevar a rango constitucional el acceso al agua.

“Fuerza políticas egoístas y que siempre tiene el dinero antes que las comunidades entorpecieron este avance tan loable y fueron 20 años de discusión legislativa”, amplió la congresista. “Todas las condiciones fluyeron para que esto se lograra”, agregó.

“Esta no es una simple reforma a la Constitución, es algo que va cambiar vidas, principalmente con el escenario climático que vive el mundo y en el escenario pos-Covid”, añadió.

“Estamos siendo noticia en el mundo, otros países están planteándose hacerlo”, comentó Vega.

“Sin agua no hay economía, para aquellas personas a quienes la vida no les revela ningún significado”, expresó Paola Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *