Las mujeres leen más libros que los hombres en Costa Rica

Geovanny Jiménez S. Los números son contundentes: el 47,8% de las mujeres costarricenses leen libros, mientras los hombre llegan al 38,6%, una diferencia que supera el 9%, notable si se considera que en las demás actividades culturales medidas en la encuesta la relación es bastante pareja.

Además, los hombres leen en promedio un poco menos que las mujeres, 5,2 libros y 5,9 libros, al año, respectivamente.

En el caso de las mujeres, sobresale el peso relativo de las novelas (38,8 %), en especial si se comparan con los hombres (29,9 %), el cual es superior en 8,9 puntos porcentuales.

DATOS IMPORTANTES. Otro detalle destacado es que en los sectores urbanos es donde más se lee (45,6%), dato que no sorprende y confirma los datos históricos de estudios anteriores. Para algunos este hecho confirma también la diferencia educativa entre el campo y la ciudad. En las zonas rurales el 36,4 % afirma leer libros. El promedio de libros leídos al año por las personas de la zona urbana es 2,4 libros mayor que en la rural.

La carencia de lectura en el costarricense, un problema nacional que no ha sido tratado con la fortaleza y la voluntad política que se requiere hasta el momento, se refleja en el hecho de que según este sondeo solo el 43,2% de los costarricenses leen libros. 

El dato anterior podría ser halagüeño si se piensa en que cerca de 2 millones de personas leen libros, pero la desconfianza impera cuando se compara con otros datos que indican que en realidad la mayoría de personas dice leer pero no lo hace, o bien, hablan de leer textos didácticos de carácter obligatorio para todos aquellos que son parte del sistema educativo.

No obstante, un dato de este estudio del INEC es el que dice que “en el ámbito nacional el 61,6 % de quienes leen libros lo hacen (dicen hacerlo) por gusto o entretenimiento, el 20,4 % por estudio, el 8,9 % por desarrollo personal y el 9,1 % por otros motivos. Estas razones tienen una tendencia similar cuando se analizan por zona y sexo, y se destaca que las mujeres se inclinan más que los hombres a leer más por gusto (65,1 % y 57,4 %, respectivamente)”, según la encuesta (paréntesis nuestro).

Entonces la pregunta sería, ¿miente el costarricense cuando dice que lee y lo hace por entretenimiento o estamos de frente a una realidad que está cambiando en favor de los libros? Eso requeriría otro estudio, dado que la lectura y el libro son símbolos de estatus y eso podría incidir en las respuestas.

BIOBLIOTECAS. Otro dato de la ENC -que se obtiene de esta misma muestra-, indica que los costarricenses son asiduos a las bibliotecas en un 17 %. El 39,6 % de las personas de 12 años y más que visitan bibliotecas recurren a las escolares o colegiales, seguidas por las universitarias con el 30,6 %, las públicas con el 27,2 %, las especializadas con el 2,2 % y las de otro tipo con el 0,4 %.

Acerca de los motivos por los cuales las personas de 12 años y más no frecuentan las bibliotecas, el 45,7 % menciona el desinterés o que no le gusta. Este porcentaje es superado por las personas de la zona urbana (49,2 %) y en los hombres (48,7 %). También se aduce la falta de tiempo en el 22,1 %. El 8,5 % indica como razón la lejanía, la cual representa el 21,4 % en la zona rural (como su segundo motivo) y el 9,5 % en el caso de las mujeres.

Lo anterior es comprensible si se valora que de la población de 12 años y más que lee libros, el 50,0 % no los compra, en tanto el 49,3 % sí lo hace y el 0,7 % los accede por otra vía.

MÁS DATOS IMPORTANTES. Pero volvamos a los indicadores sobre el libro: Dentro de los principales tipos de libros que leen las personas, las novelas ocupan el primer lugar con el 34,9 % de los casos, seguidos por los religiosos con el 25,1 % y los educativos con el 22,2 %. Una curiosidad notable indica que en la zona rural en el primer lugar se ubican los libros religiosos (34,2 %).

En términos de regiones de planificación, en la Huetar Norte el 46,5 % de la población de 5 años y más lee libros, seguida por la Central con el 46,4 %. Este comportamiento es distinto en la Brunca y la Pacífico Central, pues obtienen los valores más bajos, con el 33,7 % y el 25,9 %, respectivamente (gráfico 4.16).

Del total de libros que se leen en Costa Rica, el 76,0 % tiene formato impreso y el 24,0 % digital.

La población de 12 años y más que sabe leer y escribir y no lee ningún tipo de libro alega desinterés o que no le gusta como el principal motivo para no hacerlo (56,4 %), seguido por la falta de tiempo (25,0 %), por tener otras preferencias (6,8 %) y por otros motivos (11,8 %).

Los autores nacionales, una realidad aparte. Según el sondeo, el 18,8 % de las personas que leyeron libros indican leer obras de autoras o autores costarricenses. Adicionalmente, se destaca que el 65,9 % lee de uno a dos ejemplares de autoría nacional al año, mientras el 22,3 % lee de tres a cinco libros y el 11,8 % lee seis o más de estas publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *