Las encuestas no predicen ◘ #Infobreves

Le ofrecemos un cuadro comparativo y diferencias metodológicas para comprender mejor la dinámica de los estudios de opinión.

Usted posiblemente sea de quienes dicen eso: “las encuestas mienten”. Le tengo una respuesta simple: claro que mienten, pero solamente si usted cree que las encuestas predicen lo que va a pasar. Las encuestas no son como tirar la cartas, son un ejercicio de ciencia que nos dice cómo está la situación EN EL MOMENTO CUANDO SE APLICÓ.

Después de hacer esa salvedad fundamental, hoy es más importante saber en realidad cuántos serían (a manera de proyección) quienes no van a votar (abstencionistas) y cuántos indecisos hay en el momento de aplicar los cuestionarios de cada estudio. Lo anterior a sabiendas de que también hay gente que cambia su decisión cuando llega el día de las elección, por diversas razones que normalmente tienen que ver con noticias de último momento.

Hay empresas encuestadoras que no definen, de entrada, los abstencionistas o los dejan como quienes indican que no saben o no responden, pero eso no define con claridad el dato del abstencionismo, sino que pone a muchos a “votar” aunque en el fondo posiblemente no irán a votar por diversas razones.

Por esa razón, los estudios de opinión más precisos son quienes primero descartan a quienes manifiestan que no votarán. Dos estudios hacen esto con precisión: el CIEP y Enfoques de Investigación. El Idespo pone a las personas a calificar si están decididos a votar, pero no establece un porcentaje de abstencionismo a descartar en la muestra.

Por otra parte, es importante también entender que los estudios de opinión permiten hacer análisis de tendencias. Es posible proyectar resultados a futuro si valoramos el comportamiento de los candidatos en varias encuestas previas de la misma casa encuestadora. También, por supuesto, si la mayoría o todas coinciden en sus resultados en un mismo momento. Pero ojo, que a veces las tendencias pueden quebrarse por acontecimientos coyunturales que hagan cambiar de opinión a las personas sobre uno o varios candidatos.

Así las cosas, se puede hacer una comparativa de encuestas que -con distintos métodos- ofrecen resultados AL MOMENTO sobre las preferencias de los electores en torno a los candidatos en competencia, en este caso con respecto a Rodrigo Chaves y José María Figueres.

Usted haga sus propios números en este cuadro comparativo que hemos elaborado:

Metodológicamente diferentes

A este momento parece obvio que Enfoques y Opol coinciden en las preferencias, mientras que Demoscopía muestra un resultado muy distinto.

Demoscopía ofrece el margen de error más amplio, la muestra más pequeña y el dato del abstencionismo es inverosímil.

Por tiempo limitado

Opol no ofrece datos de abstencionismo, a pesar de tener una muestra muy grande a la que supuestamente se le hace el cuestionario de manera presencial, sacan los porcentajes de toda la muestra con solamente tres respuestas posibles: los dos candidatos y los indecisos. Pero eso podría indicar que muchos de esos encuestados no necesariamente lleguen a votar el 3 de abril.

Enfoques, por su lado, sí obtiene un porcentaje posible de abstencionistas que rondaría el 37%, por lo que la muestra es reducida al 63% entre quienes sí están decididos a votar. Similar hace el CIEP, pero con una pregunta que ofrece 4 alternativas posibles: completamente decididos, posiblemente decididos, es posible que no voten y definitivamente no votarán. Con los dos últimos calcula, a grosso modo, el abstencionismo.

Queda esperar el resultado de una eventual encuesta del CIEP para tener el cuadro completo.

2 thoughts on “Las encuestas no predicen ◘ #Infobreves

  1. VERACIDAD DE  LAS ENCUESTAS
    Se discute mucho sobre la veracidad de las encuestas. Hay quienes aceptan unas y rechazan otras  según sus intereses.

    Hace poco tiempo se cuestionaba a las encuestas porque no se aceptaba que a partir de una pequeña muestra, se pudiera inferir resultados a toda la población.

    Otros se atrevían/atreven a decir que no creen “porque a mí nunca me han llamado”.

    Otros afirman, sin poder demostrarlo, que a las encuestadoras les pagan para que beneficien a quien paga.

    Otros dicen que las encuestas no sirven porque “nunca dicen quien va a ganar”.

    Hay quienes cuestionan las razones por las que los resultados entre encuestas difieren mucho o poco.

    Una gran mayoría se dedica a repetir lo que otros dicen, sin tener el mínimo conocimiento.

    Para mí, todas las encuestas son válidas, mientras sean hechas por encuestadoras autorizadas y registradas en el TSE.

    Cada encuestadora trabaja con su propia metodología, muestras diferentes, etc. Cada una hace lecturas diferentes y es de esperar que los resultados varíen.

    Veamos lo siguiente:
    Se quiere saber el volumen comercial de un árbol. Se le pide opinión a 5 ingenieros forestales, todos incorporados al colegio. Cada uno llega a medir el árbol  en distintos días y horas y su propio equipo.
    Al día siguiente cada uno envía un informe pero resulta que ninguno coincide en cuanto al volumen del árbol.
    ¿Por qué ocurrió?
    ¿A cuál ingeniero se le cree?
    ¿Alguno mintió o todos tienen los datos “correctos”?
    ¿A quién benefician lo resultados?
    Es obvio que el dueño del árbol va a usar el dato de mayor volumen si quiere vender la madera PERO si tuviera que pagar impuestos sobre el volumen va escoger el de menor volumen.
    El eventual comprador va a inclinarse por el menor volumen.
    Obvio que cada quien le va a dar la credibilidad a los resultados, según sus intereses y ni se trata de cuál ingeniero reportó el dato “real”.

    Igual como con las encuestas políticas,  que les creo a todas, también le creo a los 5 ingenieros.

  2. ELIMINAR EL COMBUSTIBLE A DIPUTADOS
    Los diputados tienen “derecho a que el pueblo les regale” 500 libros de combustible por mes.
    En estos días se ha destapado la forma como usan/gastan ese combustible y hasta se ha dado a conocer que algunos diputados que no tienen ni bicicleta con motor, también lo consumen.
    ¿Usted estaría de acuerdo en quitarles ese combustible a los PADRES Y MADRES DE LA PATRIA?
    Muchos de los que llegan tienen bastante “biyuyo” y en teoría llegan a la ASAMBLEA para servir y no para servirse. Pero otros quizás apenas “raspan la olla”.
    Para no dejarlos a pié, se podría retomar lo que se permitía hace ya algunos años.
    Se puede presentar un proyecto de ley para autorizar a cada diputado pars que pueda comprar SOLO UN vehículo durante los 4 años, EXENTO DE IMPUESTOS. Quedaria a su criterio si compra una patinete pero tampoco podría adquirir un carro de lujo. Se debería establecer características de un vehículo promedio. El diputado debe correr con todos los gastos de MANTENIMIENTO, REPUESTOS, SEGUROS Y COMBUSTIBLE. Sin derecho a CHOFER.
    Si después de los cuatro años el diputado decide ver el vehículo, lo puede hacer,  PEEEEERO se deben pagar los impuestos correspondientes. 
    Con lo anterior se hacen otros ahorros como no tener que disponer personal para controles, no se incurre en gastos para investigar y llevar a los tribunales, etc
    Así se acaba la fiesta con el combustible que les regala el pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: