Las cosas por su nombre: Terrorismo en los bloqueos ◘ Opinión

El autor defiende que los hechos reportados ayer en los bloqueos ya no se tratan de vandalismo, sino de terrorismo.

OPINIÓN. Por Abel Víquez. La grave situación provocada por JOSÉ MIGUEL CORRALES, CÉLIMO GUIDO Y SU GRUPO DE “SICARIOS Y SICARIAS” está alcanzando magnitudes catastróficas.

Abel Víquez

La cosas por su nombre. El periodismo nacional, a los hechos ocurridos anoche, los presentan como “vandalismo”. No. No señores ni señoras; no es vandalismo, ES TERRORISMO, simple y llanamente TERRORISMO. Caso por caso:

— Cortar la manguera que inyecta el líquido de frenos a un trailer cargado; INTENCIONALMENTE, el cual se estrelló contra cinco automóviles, afortunadamente no hubo muertes por este delito, en ninguna parte del mundo es “vandalismo”, claramente es un ACTO TERRORISTA.

— Impedir el paso de una ambulancia que transporta una embarazada en periodo de expulsión, que tuvo parto gemelar, afortunadamente sin complicaciones, además de inhumano, es TERRORISMO.

— Impedir el paso a un camión cargado con oxígeno, imprescindible para pacientes Covid-19, además de ser un acto de la más baja y asquerosa naturaleza humana, es TERRORISMO.

— Impedir el paso de cientos de pruebas Covid-19 refrigeradas, a las cuales se les debe mantener la cadena de frío, además, de ser un acto de total repugnancia, es TERRORISMO.

— El decomiso de bombas Molotov, piedras y palos, para ser usados contra la policía, solo tiene un nombre: TERRORISMO.

— Exponer intencionalmente la vida de miles de personas al Covid-19, sus complicaciones y muerte, solo tiene un nombre: TERRORISMO.

“Muy bien” José Miguel Corrales, Célimo Guido y demás sicarios, así es como se defiende la Patria: con TERRORISMO.

No lejos de ellos, contando con el apoyo total, tenemos los grupos extremistas de la izquierda y los extremistas radicales religiosos de la extrema derecha. Su única intención: desestabilizar el país, crear caos y conseguir TONTOS ÚTILES, marionetas para su servicio.

Sume a esta desgracia el peor de los circos, cuyos payasos no hacen reír, ubicados en el nuevo búnker de Cuesta de Moras, una oposición política manejada por ignorantes, populistas, oportunistas y fracasados.

No soy político, nunca lo fui y nunca lo seré. Y tampoco apoyo nuevos impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *