Las cosas por su nombre: Terrorismo en los bloqueos ◘ Opinión

El autor defiende que los hechos reportados ayer en los bloqueos ya no se tratan de vandalismo, sino de terrorismo.

Comparta en


[responsivevoice_button voice= “Spanish Latin American Male” buttontext=”Pulsa para escuchar la noticia”]

OPINIÓN. Por Abel Víquez. La grave situación provocada por JOSÉ MIGUEL CORRALES, CÉLIMO GUIDO Y SU GRUPO DE “SICARIOS Y SICARIAS” está alcanzando magnitudes catastróficas.

Abel Viquez
Abel Víquez

La cosas por su nombre. El periodismo nacional, a los hechos ocurridos anoche, los presentan como “vandalismo”. No. No señores ni señoras; no es vandalismo, ES TERRORISMO, simple y llanamente TERRORISMO. Caso por caso:

— Cortar la manguera que inyecta el líquido de frenos a un trailer cargado; INTENCIONALMENTE, el cual se estrelló contra cinco automóviles, afortunadamente no hubo muertes por este delito, en ninguna parte del mundo es “vandalismo”, claramente es un ACTO TERRORISTA.

— Impedir el paso de una ambulancia que transporta una embarazada en periodo de expulsión, que tuvo parto gemelar, afortunadamente sin complicaciones, además de inhumano, es TERRORISMO.

CURSO gratis mcj 2

— Impedir el paso a un camión cargado con oxígeno, imprescindible para pacientes Covid-19, además de ser un acto de la más baja y asquerosa naturaleza humana, es TERRORISMO.

— Impedir el paso de cientos de pruebas Covid-19 refrigeradas, a las cuales se les debe mantener la cadena de frío, además, de ser un acto de total repugnancia, es TERRORISMO.

— El decomiso de bombas Molotov, piedras y palos, para ser usados contra la policía, solo tiene un nombre: TERRORISMO.

— Exponer intencionalmente la vida de miles de personas al Covid-19, sus complicaciones y muerte, solo tiene un nombre: TERRORISMO.

“Muy bien” José Miguel Corrales, Célimo Guido y demás sicarios, así es como se defiende la Patria: con TERRORISMO.

No lejos de ellos, contando con el apoyo total, tenemos los grupos extremistas de la izquierda y los extremistas radicales religiosos de la extrema derecha. Su única intención: desestabilizar el país, crear caos y conseguir TONTOS ÚTILES, marionetas para su servicio.

Sume a esta desgracia el peor de los circos, cuyos payasos no hacen reír, ubicados en el nuevo búnker de Cuesta de Moras, una oposición política manejada por ignorantes, populistas, oportunistas y fracasados.

No soy político, nunca lo fui y nunca lo seré. Y tampoco apoyo nuevos impuestos.

Comparta en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.