La ruleta rusa: el pésimo negocio de la guerra para Putin y Rusia ◘ Voz propia

¿Por qué la guerra en Ucrania es un pésimo negocio para Rusia? En este artículo de opinión se defiende esa posición.

Probablemente los historiadores del futuro verán la decisión de invadir Ucrania como una de las decisiones más estúpidas, estratégicamente costosas y mal calculadas en la historia registrada, indistintamente de que pase. Por mucho que los defensores de Putin (la razón por la cual Putin puede tenerlos se me escapa pero existen) siempre quieran presentarlo como un astuto estratega que todo cuanto hace es exitoso, en parte porque por razones que desconozco desean que al Occidente en que viven le vaya mal, si medimos los resultados de la aventura bélica de Putin indistintamente de si logra conquistar toda Ucrania o no con cualquier punto intermedio, estas son poco favorables para Rusia y mucho para sus rivales.

-Fue un regalo electoral para Macron quien iba bajísimo en las encuestas y de pronto remontó. Distintas firmas le dan hasta 80% de probabilidades de ser reelecto. Sus principales rivales los ultraderechistas xenófobos de Le Pen y Zemmour se desplomaron por sus conocidos vínculos con Putin, el candidato de izquierda Melenchon culpó a la OTAN y se puso de lado de Putin también suicidándose políticamente. Solo la candidata de centroderecha sobrevive pero se ve improbable que puedan ganarle a Macron. La derecha está muy dividida y se quitan votos unos a otros, y la izquierda francesa está muerta (desde la centroizquierda hasta la extrema izquierda porque Macron es popular entre el voto progresista y los mata).

-Fue otro regalo electoral para Biden que estaba también padeciendo de una caída en popularidad que de pronto subió bastante y de cara a las elecciones de medio período. Los demócratas deberían estarle poniendo un altar a Putin en agradecimiento.

-Para quienes no fue un regalo fue para Matteo Salvini, la AfD alemana, Vox español y demás grupos de extrema derecha pro-Putin cuyas consecuencias se verán en futuras elecciones especialmente en Alemania e Italia. Años de inversión rusa en estas candidaturas desplomadas en pocos días.

-Alemania rompió décadas de pacifismo, triplicó su presupuesto militar, dio por cancelado el Nordstream 2, y decidió por primera vez en años dar apoyo militar a otro país (hasta entonces solo había participado en operaciones de mantención de la paz).

ESCRITURA LOS MEJORES 2

-La OTAN que estaba al borde del colapso gracias al deliberado debilitamiento que le hizo Trump se revivió. Su popularidad subió en casi todos los países europeos y dos como Finlandia y Suecia están pensando ingresar.

-Moldavia, Georgia y Kazajstán que han sido víctimas de Putin en el pasado corrieron a acercarse a la UE.

-Dejo al descubierto sus flaquezas que tengan la seguridad los servicios de inteligencia occidentales tomaron nota con lujo de detalles y dejó a una China resentida que probablemente esté pensando “¿este se supone que es mi aliado si hay Tercera Guerra Mundial? O sea, Rusia será mi Italia”.

Acá es donde los fans de Putin a menudo se encuentran con una contradicción que se les dificulta conciliar. Por un lado desean presentar a Putin como un grandioso estratega, astuto como un zorro y varios pasos por delante de Occidente como si de un portentoso Alejandro o César resucitado se tratara, pero al mismo tiempo quieren culpar a Occidente por la guerra y plantear que Putin fue inducido y provocado a invadir a Ucrania.

Más allá de que no existe justificación alguna de invadir otro país, las dos posiciones son excluyentes. Putin no puede ser la víctima de un ardid occidental para lucrar luego con el petróleo y las armas estadounidenses, y al mismo tiempo ser un sagaz genio geopolítico que se adelanta a los hechos. Las dos cosas no se pueden al mismo tiempo. Deberán reconocer entones que o Putin fue in incauto, un impulsivo y un estúpido que cayó redondito en la trampa –si es que efectivamente todo fue un ardid occidental- o al contrario, que sus acciones no fueron provocadas y por tanto son ilegítimas, inmorales e ilegales. Cualquiera de las dos posiciones implica des-deificar a su ídolo y ponerlo en una luz menos idealizada de la que lo tienen, cosa que no pueden por lo que para mantenerlo en el altar y pedestal en que está tienen que recurrir a lo que Orwell llamó el doble pensar.

Lo cierto es que si Putin no hubiera invadido Ucrania, además de salvarse de las duras sanciones muy probablemente sus aliados republicanos habrían vencido fácilmente en las elecciones de medio período y su enemigo Macron habría sido reemplazado por su aliada Le Pen. (Continúa abajo…)

MÁS DE VOZ PROPIA:

Más aun, muchos aseguran carentes de todo contacto con la realidad, que Putin estaba preparado para las sanciones. La realidad es que informes de Inteligencia filtrados parecen indicar que Putin no esperaba ese grado de respuesta y que los informes de inteligencia no lo anticiparon -lo que lo llevó a tomar duras represalias con ellos-. Cuando Putin invadió Georgia en 2008 y Crime en 2014 las sanciones fueron mucho menos duras y probablemente esperaba algo similar. Cosas como ser excluido del SWIFT, tener congeladas sus reservas de Banco Central o tener congeladas sus exportaciones, el cierre aéreo, la salida de inversiones con lo que implica para el desempleo, etc., son cosas para las que ningún gobierno está preparado. Las reservas de oro que algunos putinistas mencionan no son suficientes ni de cerca para compensar la pérdida de las reservas centrales y Rusia podría encaminarse a un default. Algo tan grave que los ejemplos más recientes como la crisis Argentina con Menem, la de Grecia y la nuestra con Carazo todavía se recuerdan generaciones después.

¿Pero cómo se llegó a esto?

Un supuesto informe de la FSB (la agencia de inteligencia de la Federación Rusa) filtrada y publicada por el periódico The Times parece indicar que los servicios de inteligencia rusos recomendaron no invadir Ucrania pues consideraban que sería un total fracaso, pero no los escucharon. De hecho uno de los agentes se queja en el informe que todo informe de inteligencia que no termine augurando la absoluta victoria rusa provoca que el redactor sea castigado. En todo caso el nuevo Zar habría estado muy molesto con sus servicios de inteligencia por no haber predicho correctamente el nivel de sanciones que le impondría Occidente, lo que explicaría el tenso intercambio entre Putin y Sergei Narishkin (jefe de inteligencia) que se viralizó en un video recientemente.

Entre otros fallos logísticos se destacan los siguientes; la milicia rusa es demasiado dependiente de los trenes militares y del transporte férreo, los ucranianos lo sabían y dinamitaron todas sus líneas férreas efectivamente forzando a Rusia a transportar sus equipos en camiones (incluso civiles) que son blanco fácil de drones y morteros. Además de otros fallos logísticos como la resistencia popular, lo desmoralizado del ejército ruso, el desabastecimiento y el clima (irónicamente el “invierno ruso” que lo ha salvado de muchas invasiones ahora juega en su contra). Se reportan por ejemplo tropas rusas desertando por la falta de comida y gasolina. La invasión estaba planeada para unos pocos días, no semanas.

China por su parte observa silenciosa y atentamente. La verdadera finalidad de China según algunos es convertir a Rusia en su vasallo, y dejar de lado esa relación de iguales, claro sin que Rusia se dé cuenta. Que las sanciones lo arrinconen a depender de China casi al 100% y que endurezcan el régimen tornándolo más aislado y más autoritario y por tanto fácil de controlar. Es decir, convertir a Rusia en otra Corea del Norte; una dictadura nuclear pobre totalmente vasalla de China pero con armas nucleares y un ejército fuerte pero más débil que el chino (que no es el caso actual).

EEUU con todos sus defectos está teniendo una estrategia brillante. A Rusia solo la apoyan unas cuantas dictaduras miserables como Bielorrusia, Nicaragua, Venezuela, Siria, Eritrea y Corea del Norte. Ni siquiera China ha metido las manos por su “aliado”, y el hecho de descongelar las relaciones con Cuba y Venezuela es una estrategia brillante pues el gobierno de Maduro ávido de salir del desastre puede traicionar a Rusia fácilmente. Súmele a eso que EEUU probablemente termine supliendo de gas y petróleo a Europa y es el gran ganador de todo el asunto.

editorial culturacr unase

¿Y qué puede ganar Putin realmente en esta guerra?

Según muchos analistas los resultados plausibles son los siguientes:

-Una “victoria” rusa: Esto no es imposible por más que sea lo que muchos de nosotros no deseamos. Esto sucedería de dos posibles formas;

a) Rusia toma el control de todo el territorio ucraniano, mantiene una ocupación por tiempo indefinido y hace “mock trials” contra políticos ucranianos por “crímenes de guerra” mientras lo sobreviviente del gobierno ucraniano escapa al exilio. Es decir, hace lo que hizo EEUU en Irak y Afganistán. Esto es poco probable por cuanto Rusia no tiene los recursos que tiene EEUU para una ocupación en circunstancias normales mucho menos con las sanciones actuales, no tiene aliados que le ayuden (EEUU no ocupó Irak y Afganistán solo) y mientras muchos afganos e iraquíes aborrecían a sus gobiernos (los Talibán y el Baath respectivamente) colaborando activamente con los ocupantes este no parece ser el caso de Ucrania. Es decir, Rusia se enfrentaría a una verdadera pesadilla logística y en condiciones mucho más duras que EEUU. A como está de loco Putin es imposible descartarlo, pero parece improbable. En todo caso en este escenario tras años de una costosa ocupación en vidas y dinero, lo más probable es que suceda como con Afganistán y cuando Rusia salga los ucranianos retomen el poder, cuidado y no lo hacen precisamente grupos radicales y más enconadamente anti-rusos que antes.

b) Rusia toma Kiev, depone el gobierno democráticamente electo de Ucrania y pone un dictador títere pro-ruso. Se da por satisfecha, retira la mayor parte de las tropas salvo algunos pocos soldados para reprimir a los manifestantes antigobierno y anexa Crimea y Donbass con la venia del títere, es decir convertiría a Ucrania en una Bielorrusia. Este es el escenario que me parece más probable en el caso del “gane” ruso. El asunto acá como señalan varios analistas es que sería una situación extremadamente inestable y que no garantiza nada. Claramente los ucranianos enfadados y resentidos no van a tolerar el gobierno títere mucho tiempo y será depuesto sea por protestas o por urnas en algún punto como sucedió en Kazajstán en cuanto Rusia se debilite quizás por la crisis económica, suelte el mecate sea porque esté confiada o porque no tiene opción o se vea forzada a replegar tropas quizás involucrada en otro conflicto.

-Un “empate”.

Un empate también podría darse de dos formas. Me parece que las dos más posibles sería una especie de situación como la de Alemania o Corea, es decir, que Ucrania quede dividida en Ucrania Oriental pro-rusa y Ucrania Occidental pro-occidente ambas reclamando ser el verdadero y legítimo gobierno. La otra opción es que en la mesa de negociaciones ambos bandos decidan hacer concesiones dolorosas y humillantes, me aventuraría a decir que estas serían renunciar al Donbass y Crimea por parte de Ucrania y renunciar a la neutralidad ucraniana permitiendo que ingrese a la UE (pero no a la OTAN) por parte de Rusia. Claro en ese caso ambos bandos clamarán “victoria” y se proclamarán ganadores. Putin, que ya mintió antes, dirá que esos fueron siempre sus objetivos y hará desfiles militares triunfalistas… que tanto le funcionen es otra cosa.

En esto muchos analistas han dicho que a Putin hay que tirarle un hueso para que se declare ganador y que eso podría ser suficiente, ya que sabe que se está jugando el mando ante una humillación, y puede ser cierto. Las peticiones rusas sin embargo de momento son totalmente desproporcionadas y no creo que ningún gobierno ucraniano ni siquiera uno títere se las acepte –como abolir el ejército o declararse “neutral”-.

-Una “victoria” ucraniana.

Aunque no es imposible es improbable que Ucrania tenga las capacidades de repeler al ejército ruso y tener una victoria completa, a como es improbable lo otro y que Rusia arrase enteramente con las fuerzas ucranianas y ocupe todo el país sin problemas. Una victoria ucraniana sucedería según muchos expertos en dos condiciones: a) Hay un golpe de estado o alguna movida palaciega que deponga a Putin quizás por los oligarcas, el ejército o todos en conjunto. Si este se hace sin mayores problemas y Putin es depuesto o si los lealistas contraatacan sumiendo el país en una guerra civil es otro asunto, sin embargo aunque no se puede descartar no pareciera inminente. b) Ucrania logra en negociaciones una serie de condiciones que son realmente muy positivas, por ejemplo preservar el área del Donbass en forma de federación o confederación con muchísima autonomía (algo así como Bosnia y Herzegovina) y/o admitir referéndums independentistas bajo ciertas garantías a futuro al estilo de Escocia y permitírsele el ingreso a la UE además de no ver depuesto su gobierno (aunque probablemente se comprometa a convocar a elecciones anticipadas), más reparaciones de guerra. Esto no es imposible pero solo sucedería si Rusia tiene suficientes presiones no de Occidente sino de China.

En términos generales, Putin logró el milagro de fortalecer a sus enemigos, unificar a Occidente, mover la opinión pública a favor de la OTAN, revitalizar la OTAN y la UE, enterrar a sus amigos políticos a los que tenía años de financiar, asustar a sus vecinos para que más corrieran a Occidente y aumentar el odio y el resentimiento de los ucranianos y otros vecinos.

La guerra en Ucrania es un drama desolador que nunca debió suceder, de las pocas cosas buenas que podemos destacar de tan lamentable acto es que el autoritarismo de extrema derecha y extrema izquierda apoyado por Rusia sale debilitado y el Occidente liberal y progresista sale fortalecido irónicamente.

Que sirva de lección, la guerra nunca es la alternativa. Se casan más moscas con la miel que con la hiel. Putin pudo haber logrado la mayoría de sus objetivos habiendo sido un buen vecino que por medio de cooperación, inversión y lazos afectuosos se ganara el corazón de los ucranianos y otros pueblos vecinos quienes pudieron perfectamente haberse alejado por las buenas de la OTAN y la UE si no sentían que tenían la amenaza de un monstruo a la par.

¿Qué habrá sido de aquella Rusia que hace algunos años llenó de tanta esperanza al mundo? Una Rusia que incluso se habló podía ingresar a la OTAN y a la UE presidida por un joven Putin que de hecho apoyó a EEUU en la guerra de Yugoslavia y de Afganistán y que combatía dictaduras en vez de sostenerlas. Ojalá algún día y sin Putin esa Rusia regrese.

Sobre el autor del contenido

4 thoughts on “La ruleta rusa: el pésimo negocio de la guerra para Putin y Rusia ◘ Voz propia

  1. . . . . Mas bien , hablando de acciones que podrían tener mas posibilidades de arrinconar a Putin , no leo ninguna propuesta en sed de dialogo o negociaciones. .
    Me sorprende la falta de imaginación . .
    Por ejemplo : por cuanto admiro Zelensky , no he escuchado imponer una condición a Putin previa a cualquier dialogo o negociación , de indemnizar todos los daños de guerra causados por sus militares para la reconstruir Ucrania. .
    Parece una condición banal, pero saber de tener que costear las destrucciones causada de su propio ejercito, puede tener un impacto sobre el pueblo ruso y deteriorar el apoyo a Putin.
    Otro ejemplo : La agresión militar de Putin ha violado varios artículos de la Carta de la ONU firmada por Rusia misma . . En particular ha violentado el art. 4 .
    Pero ningún país ha propuesto la expulsión de la Rusia de la ONU . .
    Eso es inconcebible .

  2. Interesante comparar las analisis del redactor Daniel y la del lector Habib . .
    Claro que me gusta el optimismo de la versión de Daniel.
    Perfectamente encantado en la parte que evidencia el error de la pesima politica de Putin , cuando habría podido ganarse el corazón de los ucranianos manifestando cooperación y amistad en lugar que amenazas y agresiones. . . .
    Cuales que sean las analisis, estamos todos de acuerdo que esta movida de Putin ha sido el error mas garrafal y funesto desde la guerra mundial en todos los sentidos de parte de un lider a nivel mundial
    Nadie se atreve a indicar aqui que cuaquiera sea el resultado de esta guerra, aunque Putin conquista Ucrania , en realidad resutará una derrota para Rusia aunque Putin se atreve a declar una victoria.. . Las consecuencias son predecibles : el mal animo causado en medio mundo prevale sobre la fuerza de las armas. Es lo que va a afectar en gran medida a Rusia por generaciones , cuando su pueblo no merita el odio y rencor mundial causado por su lider . . .

  3. Vaya vaya, mi estimado Daniel González parece una caja de resonancia de CNN. No sé de dónde toma sus fuentes, pero está MFT. Bastante desubicado. A las mentiras de CNN hay que contraponerle las mentiras de RT (aunque ahora haya algunas pequeñas dificultades para ver RT). Una vez que se ha leído la propaganda de ambos bandos, se escuchan analistas geopolíticos de diversas nacionalidades y empieza uno a formarse un cuadro propio, con los que parecen más sensatos y plausibles. Solo un dato para desbaratar toda la construcción analítica de Daniel: en este momento, sábado 19 de marzo, la “popularidad” de Biden anda por los suelos, la inflación se salió de control llegando al 8% (y puede subir más), los republicanos arremeten con todo por la delegación que visitó a Maduro y corren también para firmar con Irán el viejo pacto nuclear que logró Obama a 5 bandas y que Trump despedazó, todo con el fin de reemplazar el crudo ruso con petróleo venezolano e iraní y de paso, bajar los precios internacionales que están ahogando a la clase media gringa con treponazos inclementes de la gasolina… El ministro de economía alemán, Robert Habek, no se cansa de decir en todo lado que “No tendremos suficiente gas para mantener todas las casas calientes el próximo invierno sin gas ruso”… Europa depende en un 40% del gas ruso que no ha dejado de fluir a través de Ucrania (Nord Stream 1) y ya la India formalizó tratos con Rusia para comprarle el petróleo que eventualmente le dejarán de comprar en Europa y EUA (Europa todavía recibe petróleo y gas ruso)… Arabia Saudita anunció que negociará con China las ventas de petróleo en petroyuanes, dejando el dólar de lado, y desde hace dos años ya Rusia, China, Irán e India vienen negociando en sus propias monedas sus importanciones/exportaciones… Hay demasiada tela que cortar y demasiados datos insostenibles en la visión de Daniel… Ese artículo hace agua desde la popa a la proa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.