La realidad de los indecisos en estas elecciones: ¿Cuándo y por qué decidirán?

Uno de cada 4 votantes hoy decididos ha cambiado su intención de voto y uno de cada 4 decidirá su voto el mismo día de las elecciones.

Entre el 19 y el 20 de enero de este año, el Centro de Investigación y Estudios Politicos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica realizó su último estudio de opinión política, a 16 días de las elecciones.

En esos dos días el CIEP preguntó a las 1207 personas encuestadas (margen de error de 2,7%), antes que todo, si estaban seguros de votar o no. Del total de la muestra un 29% dijo que no votaría el próximo 6 de febrero y el 71% sí lo haría. Es decir, un 29% de abstencionismo.

Campo pagado
Espacio político pagado.

De ese 71% de votantes posibles, salió un 41% de indecisos. Solamente el CIEP y el IDESPO de la Universidad Nacional aplican esta metodología en sus encuestas de intención de voto.

Lo interesante aquí es que, en este ocasión, el CIEP además hizo otras preguntas sobre cuándo tomarían su decisión esas personas y los datos eran los esperados: entre las dos últimas semanas y el mismo día de la votación.

Como se puede ver, el 47,7% decidirá la semana previa al 6 de febrero, el 25% el mismo día de las elecciones y el 16,4% estaría decidiendo en estos días (dos semanas antes de la elección). Un 11,3% no sabe o no responde.

Y además está la pregunta de por qué está indeciso (a) y las respuestas son también reveladoras: un 29,5% tiene confusión entre partidos, un 25,9 aún está decidiendo entre varios partidos, 25,5% aún no le gusta ninguna candidatura y 8,1% es porque no quiere que gane una candidatura. Fundamentalmente, un 81% de los indecisos está confundido, está decidiendo entre las opciones partidarias o aún no le gusta ninguna candidatura, es decir, lo que hay no le convence.

Espacio político pagado

Pero entonces ¿qué los convencería para inclinarse hacia uno u otro candidato? Un 24,7% decidirá “cuando llegue el momento”, un 22,7% necesita más información, un 22,5% espera los debates finales, un 16,7% habla de revisar los planes de gobierno y un 6% espera consejo social.

Decidido, pero no tanto

Y aquí viene algo más curioso todavía y que hace al voto más volátil: ¿ha cambiado de candidatura durante la campaña? El 24,2% contestó que sí. Es decir, 1 de cada 4 votantes ha cambiado de candidato durante el proceso electoral. Y de ese grupo de personas la mitad (5 de cada 10, un 51%) dice que su decisión actual es definitiva, pero casi 4 de cada 10 (un 38,5%) dicen que podría cambiar de nuevo por otro candidato y 1 de cada 10 (un 10,6%) que incluso volvería a inclinarse por su preferencia anterior.

En caso del 75,8% que NO ha cambiado de candidatura hasta el momento y apoya al mismo aspirante tiene incluso posibilidad de algunos cambios: al menos 1 de cada 10 dice que su decisión no es del todo definitiva, mientras el 90% sí está completamente decidido.

Finalmente ante la pregunta de por qué decidió su voto, un 42,4% dice que le gustan las ideas (coincidencia ideológica), un 26,1% porque es el mejor candidatura y un 22,8% por partidismo (11,4% porque siempre ha apoyado al partido político y un 11,4% por tradición familiar). Un 8,7% ninguna de las opcione dadas.

Espacio político pagado.

Un 22,8% del 75,8% de personas decididas implicaría un 17,3% de las personas que sí piensan votar, es decir un 17,3% del 71% de la muestra total de encuestados. Un 12,3% del total de la muestra. Eso nos quiere decir que, en estos momentos aproximadamente un 12,3% (poco más de 1 de cada 10 electores) todavía deciden su voto por partidismo de “hueso colorado”.

Todos estos datos que obtenemos de esta investigación que realiza el CIEP no los aporta ninguna otra encuestadora. Demoscopía y Opol, por ejemplo, más allá de la credibilidad que tengan, no calculan el abstencionismo al principio y le preguntan a la gente por quién votaría si las elecciones fueran hoy, pero muchas de esas respuestas estaría inducidas, es decir, obligadas, porque las personas no necesariamente están decididas y listas y podría contestar por el candidato que primero visualizan o se siente más o menos inclinados. El dato podría ser perfectamente incierto.

Por esa razón, el calcular indecisos con “no sabe/no responde” no es confiable y entonces no extraña que esas encuestas reporten resultados de indecisos más bajos que el CIEP (o el IDESPO-UNA) y, en consecuencia, porcentajes más altos para los candidatos que podrían ser menos reales.

Lo que sea que esté por suceder, sucederá en estos días y está sucediendo en este momento, a solamente un día del cierre de las campañas y prácticamente 8 días del día E.

1 thought on “La realidad de los indecisos en estas elecciones: ¿Cuándo y por qué decidirán?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: