La llamaron loca, pero nos acercó al futuro: de baterías a partir de virus a una respuesta para el cáncer

Especialista en los virus ha demostrado que a partir de ellos se pueden obtener avances impensables en beneficios de la humanidad.

La idea de utilizar virus para producir baterías puede parecer un poco extraña. De hecho, Angela Betcher, la científica que logró conseguirlo, contó que le dijeron que estaba loca cuando se propuso trabajar en ese campo. Actualmente, investiga cómo los virus pueden combatir el cáncer.

Angela Belcher, doctora en Química y profesora de Ciencias de la Materia en el Instituto de Tecnología de la Universidad de Massachusets (MIT, por sus siglas en inglés), Estados Unidos, llevó el estudio de los virus a un nuevo nivel. 

Cuando propuso por primera vez que la modificación genética de los virus podría crear baterías sus colegas se mostraron escépticos ante la idea. «La gente me decía que estaba loca», contó a la revista estadounidense Wired.

Baterías hechas de virus

Si bien están compuestos por material genético (ADN) igual que todos los seres vivos, los virus necesitan de un huésped para reproducirse, lo que los inhabilita a ser considerados como vivos en sí mismos.

Lo que demostró Belcher con su trabajo en el MIT es que, por su funcionamiento, los virus pueden ser utilizados en la nanotecnología —manipulación de la materia a escala microscópica— para construir electrodos y, con esto, baterías.

La Universidad Lomonósov de Moscú (MGU)

La doctora trabaja con el virus bacteriófago M13, que se reproduce solo en organismos procariotas como las bacterias. Según explica, eligió ese tipo de virus ya que su material genético es fácil de manipular.

Los electrodos que hacen funcionar la batería los construye a partir de estos virus. Primero, los expone al material que quiere manipular. Algunos de los virus adhieren y otros no, según sus variaciones genéticas. Luego, trabaja sobre los primeros y los modifica genéticamente para que operen con la estructura de los electrodos. 

Su producto final fue una batería que funciona de un modo similar a las que se utilizan en las lámparas LED. Sin embargo, sostuvo que no es su intención competir con ese mercado. No obstante, relató que hay varias investigaciones elaboradas por su equipo de trabajo que muestran cómo esta tecnología podría ser comercializada en varios rubros energéticos, y se encuentran en período de revisión.

El salto al combate del cáncer

Belcher dio otro gran paso cuando se puso a investigar sobre cáncer hace más de 8 años. Incentivada por un colega del Instituto Koch de Investigación Integrativa sobre Cáncer del MIT, Belcher comenzó a trabajar con los virus M13 y observar su comportamiento en contacto con tumores ováricos. 

Coronavirus (imagen referencial)

Asimismo, estos virus pueden detectar tumores más pequeños que la tecnología actual, y el objetivo del equipo es perfeccionar la programación de los virus para que accedan a los tumores, y que sirvan, además, para transportar insumos médicos y atacarlos. 

Según dijo a la revista Chemical & Engineering News, de la Sociedad Química Americana, si bien por el momento están trabajando con tumores ováricos, su interés es, eventualmente, pasar a investigar tumores en el páncreas y en el cerebro.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *