La Costa Rica que estuvo cerca de una insurrección armada

Así fue como en 1981, luego de que el Gobierno de entonces tomó decisiones equivocadas, la crisis sobrevino y el descontento, la pobreza y la injusticia social crearon las condiciones para el nacimiento de movimientos de insurrección armados.

Geovanny Jiménez S. Costa Rica enfrentó el inicio de la década de los ochenta con el asesinato de Viviana Gallardo, una insurrección armada de jóvenes a las puertas y un país herido, con injusticia social y violencia, en un agresivo e influyente entorno regional y mundial.

Era posiblemente el caldo de cultivo ideal para una descomposición social que condujera al país hacia una guerra civil, pero en ese contexto el país fue poco a poco tomando medidas dolorosas y el descontento popular fue permanente.

Iván Molina Jiménez y David Díaz Arias compilan varios textos muy valiosos acerca del período de los ochentas, donde se desarrollan esos temas y otros, en el libro “Ahí me van a matar: cultura, violencia y Guerra Fría en Costa Rica (1979-1990).”

Este libro no solamente es un estudio histórico, sino un relato que nos identifica e interesa porque muchos éramos niños o jóvenes en ese momento, pero también porque aunque algunos no hubieran nacido, y hoy son jóvenes de otra época, aquel momento de Costa Rica podría darnos lecciones muy valiosas como sociedad.

En 1979 Costa Rica entraba a una crisis económica sin precedentes, que produjo gran descontento social y violencia, por causa de medidas económicas erróneas y el efecto de factores externos como el aumento de precio en el petróleo.

La Familia

Así fue como en 1981, luego de que el Gobierno de entonces tomó decisiones equivocadas, la crisis sobrevino y el descontento, la pobreza y la injusticia social crearon las condiciones para el nacimiento de movimientos de insurrección armados.

“La Familia”, más de una decena de células armadas (grupos ocultos) se estaba formando para construir un levantamiento armado. En junio de 1981, un grupo de ellos se enfrentó con armas a varios policías, quienes por casualidad los encontraron en actitud sospechosa. Tres policías murieron y un miembro del grupo rebelde.

El 1 de julio, Viviana Gallardo, de apenas 18 años, y única presa de aquel enfrentamiento, fue asesinada en la cárcel en circunstancias aún misteriosas, pero que indican la posibilidad de una venganza policial.

Meses después el grupo “La Familia” fue desarticulado poco a poco y al menos 15 personas fueron condenadas en 1983 por varios delitos. Se sospechó incluso mano internacional en el financiamiento de los jóvenes.

Realidad internacional

En 1979 el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) había derrocado a Anastasio Somoza e instaurado un Gobierno revolucionario de izquierda al mando de Daniel Ortega.

A partir de ese momento, el Gobierno de EE.UU. empezó a financia a “La Contra”, un grupo armado en contra del sandinismo.

Costa Rica se vio entonces afectada por aquel contexto de “emocionamiento” sobre las luchas populares, pero luego el Gobierno de Luis Alberto Monge negoció concesiones que EE.UU. para apoyar a “La Contra” y renegociar la deuda externa que agotaba al país.

Durante la década siempre hubo una pujanza entre las fuerzas capitalistas y socialistas que venía de afuera, mientras el país se debatía en su lucha por salir de su propia crisis económica.

Luego vino el período de Oscar Arias y el Plan de Paz de Esquipulas, que democratizó al istmo centroamericano y tranquilizó un poco las aguas hacia el final de la Guerra Fría, entre 1989 y 1990.

El libro

En 8 capítulos y un epílogo, el libro “Ahí me van a matar desarrolla estos y otros temas de gran valor para conocer esa década.

Otros temas son “el papel jugado por la Asociación Libro Libre en la lucha cultural contra el comunismo y la respuesta institucional dada por el Estado costarricense a la problemática de los refugiados, a la llegada del VIH/Sida y a la expansión inicial de la computación”, según se lee en la contraportada.

Cómprelo ahora mismo en este enlace con envío a domicilio o bien en las 12 librerías de la Editorial UNED.

El precio de la obra es de ¢7.000 y contiene casi 400 páginas en papel editorial.

Para conocer más sobre la historia del asesinato de Viviana Gallardo le ofrecemos el capítulo 3, un adelanto del libro que usted puede leer en este enlace.

La EUNED también ofrece libros electrónicos (e-books) de varios de sus títulos a precios muy bajos, que usted puede leer en el lector más conocido del mundo, el Kindle (comprarlo aquí a buen precio), o cualquier dispositivo.

Pero si prefiere adquirir todo el libro, haga clic en la imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *