La caldera del Diablo y la Asamblea Legislativa ◘ Opinión

En 1956, Grace Metaliuos, estadounidense, escribió el best seller “Peyton Place”, primer telenovela traducida al español como “La Caldera del Diablo”.

Por Abel Víquez*. Orcos, brujas y otras quimeras de las mentiras, intrigas, populismo, pseudo abanderados de la ética, “inmorales de doble moral”, “relaciones prohibidas”, injusticia, corrupción, deshonestidad, avaricia, obscenidad política, “sinvergonzonería”.

Abel Víquez*

Inmunidad para delinquir y mentir, cálculo político electoral, mercadeo de Dios y la fe. Mal manejo de fondos públicos, facistas, ambiguos, traidores, desleales, paranoides, lapidarios, cínicos/as y algunas otras sutilezas que caracterizan a un grupo de nuestros legisladores.

En 1956, Grace Metaliuos, estadounidense, escribió el best seller “Peyton Place”, primer telenovela traducida al español como “La Caldera del Diablo”. Llevada a la pantalla chica en 1964 hasta 1969. Se grabaron 5 temporadas en 514 capítulos de 30 minutos cada uno. En blanco y negro. Obtuvo el Oscar a la mejor actriz de reparto (Dorothy Malone) y varios premios Emmy.

“Pueblo chico, infierno grande” fue su principal tema alrededor del cual giraban una serie de intrigas, mentiras, amores prohibidos, asesinatos, chismes y decadencia humana. En resumen: “mostraba lo peor de las personas”

Cualquier parecido con nuestra Asamblea Legislativa “es pura casualidad, ficción, y no guarda ninguna relación con el diario acontecer del Congreso” (?).

Pensando en “La Caldera del Diablo”, me cuesta mucho trabajo (muchísimo) y difícil asimilar el proyecto de ley para aumentar el número de diputados y diputadas de 57 a 84. (Como si con 84 quedarán exentos los problemas mencionados). Hasta hoy, los y las legisladoras no han demostrado fehacientemente que Costa Rica necesite o merezca 84, al contrario tenemos serias dudas.

AL se ha convertido en un hervidero de pasiones políticas, las más inmaduras y bajas, en bloquear el trabajo diario productivo asumiendo el papel de la Fiscalía General de la República y del OIJ al realizar “investigaciones” que no son de su competencia ni vinculantes con nuestro sistema judicial. Pero sin son taquillazo propagandístico en los diferentes medios.
La misión primordial de AL es hacer leyes o derogarlas.

Su único objetivo: promocionarse para las elecciones presidenciales 2022 y guste o no, descalificar, como de lugar, su pesadilla mas grande, más que las nueve películas juntas de las pesadillas de Freddy Krueger… al gobierno actual.


*Ex profesor de varias universidades, conferencista con múltiples reconocimientos internacionales. Invitado por varias universidades y hospitales en Latinoamérica y Europa. Pionero en el uso de láseres y tratamientos dermocosméticos y reconstructivos faciales no quirúrgicos en Costa Rica. Defensor de Derechos Humanos.

NOTA: Las opiniones vertidas en este artículo son responsabilidad del autor del texto y no corresponden necesariamente a la línea editorial de este medio de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *