La Agencia Espacial Costarricense y el “terraplanismo ideológico” que busca inutilizar el futuro ◘ Voz propia

“Oponerse a este histórico proyecto no es oponerse al Gobierno, es oponerse a la sensatez y al futuro de la Patria, es demostrar -una vez más- que el fanatismo religioso es terriblemente contraproducente en la política de un país educado”.

¿Está leyendo usted este artículo desde un teléfono celular? Incluso si fuera desde una computadora o una tableta, entenderá que para eso necesita la Internet y que las múltiples conexiones que requiere esta red funcionan gracias a los cientos de satélites que rodean la tierra (el geoide no plano que habitamos).

Solo con ese dato usted entenderá que el acceso y manejo del espacio fuera de la atmósfera terrestre es de vital importancia para los países con aspiraciones económicas, tecnológicas y científicas. El conocimiento y el acceso a la tecnología es poder hoy y será poder mañana.

La creación de la Agencia Espacial Costarricense (AEC), que será votada en segundo debate el próximo miércoles en la Asamblea Legislativa, ha provocado que un grupo de terraplanistas ideológicos salga a despotricar tonterías en su contra.

La críticas hablan de, entre otras cosas, que esta nueva institución creará más burocracia y una carga al presupuesto de un país en crisis económica y fiscal, y que más bien necesita crear empleos.

La crisis siempre ha sido la excusa predilecta de quienes desean anular al estado o restringir los márgenes de acción de los gobiernos. Pero, la verdad, en este caso más bien suena a una notable carencia de conocimiento y visión en el futuro que podríamos definir como “terraplanismo ideológico”, es decir, un conjunto de ideas retrógradas que no pueden percibir la maravilla y el gran beneficio que trae consigo la exploración del espacio ultraterrestre.

Lo primero es aclarar que la AEC no cargará al presupuesto del estado ni formará un nuevo impuesto, sino que se encargará de darle uso a las famosas sub-ejecuciones presupuestarias; es decir, al dinero que las entidades del estado no invierten por incapacidad o imposibilidad material o legal. Del total sub-ejecutado tomará un 0.5%.

Pero más importante es que esta agencia no espera vivir del estado y más bien está pensando que la base de su financiamiento será de convenios de cooperación y la comercialización de sus productos y servicios. Es decir, con toda seguridad pronto estará generando nuevos y valiosos empleos.

Por supuesto, no faltarán tampoco los que consideran que en Costa Rica no somos capaces de grandes cosas, esa idiosincrasia conformista que nos inutiliza mentalmente y pone nuestro futuro en el congelador del “tico promedio” que no puede dar más del mínimo esfuerzo. Con toda seguridad también hay un poco de eso en esta situación.

Negocio y desarrollo

No habrá en el futuro negocio más lucrativo en el mundo que el acceso a las amplias posibilidades que da la exploración del espacio, que lo diga Elon Musk. Es más, ya vamos bastante retrasados, ayer leía que Paraguay enviará su primer satélite al espacio (aunque nosotros ya lo hicimos modestamente).

(Continúa más abajo…)

¿ALGO MÁS?

LLuvias vuelven y anegan Caribe sur desde anoche ◘ Imágenes y video

Presidencia: Solo faltan ‘unas correcciones técnicas’ y Ley de empleo público será realidad

Sala IV admite ‘objeción de conciencia’ y genera controversia

Deporte olímpico: ¡Estamos muy cerca, no volvamos a alejarnos! ◘ Voz propia

Usar la pobre excusa que la AEC será un gasto para el estado no solamente es falso, sino que además demuestra una rotunda negación del futuro, así como una asombrosa carencia de entendimiento sobre la importancia para el país del desarrollo científico y tecnológico a partir de la investigación del espacio exterior.

Se opusieron a votar favorablemente este proyecto en primer debate los religiosos fabricistas, demostrando una vez más que están más cerca de la Edad Media que del presente o del futuro.

No tengo claro si esa campaña de negacionistas del futuro (posiblemente antes negacionistas de la pandemia) se alimenta de troles que provienen de las oficinas de esas diputaciones religiosas o simplemente de opositores que quieren asociar la creación de la AEC con el Gobierno para atacarlo, pero en cualquier caso es sencillamente lamentable. Primero por lo expuesto hasta aquí, pero segundo porque la creación de esta agencia tiene el apoyo de todas las demás bancadas de la Asamblea Legislativa y el proyecto fue creado por una congresista del PLN, Aida María Montiel, no del Poder Ejecutivo (Gobierno).

Es decir, oponerse a este histórico proyecto no es oponerse al Gobierno, es oponerse a la sensatez y al futuro de la Patria, es demostrar -una vez más- que el fanatismo religioso es terriblemente contraproducente en la política de un país educado.

1 thought on “La Agencia Espacial Costarricense y el “terraplanismo ideológico” que busca inutilizar el futuro ◘ Voz propia

  1. Déjeme despreciar su post, entendible sus ganas de explicar la situación, sin embargo se nota la falta de conocimiento sobre cómo funciona el internet, deberías de editar ese post y escribir la verdad jajaja actualmente los cables submarinos de fibra óptica son la base de la red mundial de telecomunicaciones, vaya y corte un par de fibras interoceánicas que llegan a CR para que vea cómo CR se queda sin internet JAJAJAJAJA, a ver si esos satélites dan la misma calidad de señal por la distancia y demás factores!

    Pd: “no soy terraplanista” y tampoco entiendo que tiene que ver la religión con su terraplanismo ideológico JAJAJA o Fabrizio con esto, jaaja creo que huele a progre resentido que apoya al pak apoya la ideología de género inclusive y lastima, tan elocuente que se ve su firma abajo de su publicación con sus novelas y editor de libros y no investiga lo obvio, lo lógico, que pena ajena y vergüenza da este post… Ahí espero la respuesta mamón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *