Jovenel Moïse, el presidente asesinado por una oposición desmedida

El presidente apoyaba una reforma constitucional para fortalecer el Poder Ejecutivo. Su esposa también murió posteriormente.

AGENCIAS Y PULSO.- El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse la madrugada de este miércoles en un violento ataque armado en su residencia es el resultado de una presión por parte de sectores que se opusieron desde el inicio a su nombramiento y le consideraban ilegítimo.

También es el reflejo de la inestabilidad histórica de un estado fallido que en los últimos cuatro años el país tuvo siete primeros ministros y estaba previsto que Joseph fuera sustituido esta semana tras tres meses en el cargo.

El 28 de noviembre de 2016, cuando se confirmó que había ganado las elecciones, desde un lujoso hotel de Puerto Príncipe, dijo: “Le hago un llamado a la juventud del país, a todos los haitianos que viven en el exterior, a todos los profesionales del país para que se comprometan a mi lado para poner al país de pie, porque Haití está de rodillas”.

Además de las elecciones presidenciales, legislativas y locales, Haití tiene previsto celebrar un referéndum constitucional en septiembre, después de haber sido aplazado dos veces debido a la pandemia de coronavirus. Esta reforma constitucional, apoyada por Moise y destinada a reforzar el poder ejecutivo, ha sido rechazada mayoritariamente por la oposición y muchas organizaciones de la sociedad civil.

TSE abre juntas a poblaciones en desventaja para estas elecciones

Según Claudio Alpízar ‘el PLN enseña el camino de la política’ (sobre comisión ética)

La cimarrona es ahora patrimonio cultural de los costarricenses

Candidata del PLP ‘tira la toalla’ tras múltiples respuestas equivocadas ◘ Video

Así lo  informó el primer ministro interino, Claude Joseph. También resultó herida la primera dama, Martine Moïse, quien ha sido hospitalizada y luego trasladada a Miamia para recibir tratamiento médico especializado, porque se encuentra en estado crítico.

Los hechos se produjeron cuando un grupo de individuos no identificados accedió al domicilio del presidente en el barrio Pelerin de Puerto Príncipe, la capital haitiana.

Joseph ha tomado ahora el control de la nación y urgió a su pueblo a mantener la calma, declarando que se “han tomado todas las medidas para garantizar la continuidad del Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *